Archivo de la categoría: Capitulo 101

El Libro de Enoc. Capitulo 101

CAPITULO 101

1. Hijos del cielo observad el cielo y toda la obra del Más Alto, temblad ante Él y no obréis el mal en su presencia.
(Salmos 4:4)

2. Si el cierra las ventanas del cielo e impide a la lluvia y al rocío caer sobre vosotros ¿qué haréis?

3. Si envía contra vosotros su cólera a causa de todas vuestras obras, no tendréis ocasión de suplicarle si pronunciáis contra su justicia palabras soberbias e insolentes y así no tendréis paz.
(Salmos 59:12)

4. ¿No veis a los pilotos cuando son agitados sus navíos por las olas y sacudidos por los vientos y caen en peligro?

5. A causa de esto temen que todas sus magníficas propiedades se vayan al mar con ellos y hacen malos presagios: que el mar os devorará y perecerán allí.

6. Todo el mar, todas sus aguas y todos sus movimientos ¿no son acaso obra del Más Alto, no ha puesto Él su sello sobre toda su acción y no lo ha encadenado a la arena?
(Salmos 33:7), (Eclesiástico 39:17), (Jeremías 5:22), (Job 38:8-11)

7. En su reprimenda está temblando, se seca y todos sus peces mueren, así como todo lo que contiene,
pero vosotros pecadores que estáis sobre la tierra, no le teméis.
(Salmos 36:1), (Romanos 3:12-18), (2 Pedro 2:10)

8. ¿Acaso no ha hecho Él el cielo y la tierra y todo lo que contienen?
¿Quién a dado la ciencia y la sabiduría a todos los que se mueven en la tierra y en el mar?
(Isaías 45:12, 18), (Jeremías 10:10, 12-13)

9. Los pilotos de los navíos no le temen al mar y los pecadores no le temen al Más Alto.
(Salmos 36:1), (Romanos 3:12-18), (2 Pedro 2:10)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Salmos 4:4) “Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad.”

3.
(Salmos 59:12) “Por el pecado de su boca, por la palabra de sus labios, Sean ellos presos en su soberbia, Y por la maldición y mentira que profieren.”

6.
(Salmos 33:7) “El junta como montón las aguas del mar; El pone en depósitos los abismos.”

(Eclesiástico 39:17) Himno a la Sabiduría y a la obra de Dios
“17 Por su palabra, las aguas se detuvieron como una masa; por una de sus órdenes, se formaron los depósitos de agua.”

(Jeremías 5:22) “¿A mí no me temeréis? dice Jehová. ¿No os amedrentaréis ante mí, que puse arena por término al mar, por ordenación eterna la cual no quebrantará? Se levantarán tempestades, mas no prevalecerán; bramarán sus ondas, mas no lo pasarán.”

(Job 38:8-11) “8 ¿Quién encerró con puertas el mar, Cuando se derramaba saliéndose de su seno,
9 Cuando puse yo nubes por vestidura suya, Y por su faja oscuridad,
10 Y establecí sobre él mi decreto, Le puse puertas y cerrojo,
11 Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, Y ahí parará el orgullo de tus olas?”

8.
(Isaías 45:12, 18) Jehová el Creador
“12 Yo hice la tierra, y creé sobre ella al hombre. Yo, mis manos, extendieron los cielos, y a todo su ejército mandé.
18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.“

(Jeremías 10:10, 12-13) "10 Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación.
12 El que hizo la tierra con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su sabiduría;
13 a su voz se produce muchedumbre de aguas en el cielo, y hace subir las nubes de lo postrero de la tierra; hace los relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus depósitos."

7, 9.
(Salmos 36:1) “La iniquidad del impío me dice al corazón: No hay temor de Dios delante de sus ojos.”

(Romanos 3:12-18) “12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan.
Veneno de áspides hay debajo de sus labios;
14 Su boca está llena de maldición y de amargura.
15 Sus pies se apresuran para derramar sangre;
16 Quebranto y desventura hay en sus caminos;
17 Y no conocieron camino de paz.
18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.”

(2 Pedro 2:10) “y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores,”