Archivo de la categoría: Capitulo 104

El Libro de Enoc. Capitulo 104

CAPITULO 104

1. Os lo juro, en el cielo los ángeles se acuerdan de vosotros para bien, en presencia de la Gloria del Grande.

2. Esperad, aunque primero habéis sido afligidos con la desgracia y el sufrimiento,
ahora brillaréis como las luminarias del cielo.
Apareceréis y brillaréis y la puerta del cielo se abrirá ante vosotros.
(Jueces 5:31), (Sabiduría 3:7-8)
(Job 36:6), (Salmos 72:4), (Salmos 9:11-14), (Isaías 14:32), (Isaías 41:17), (Isaías 61:3), (Mateo 5:3-12),
(1 Pedro 1:5-7), (Romanos 12:11-12)

3. Con vuestro grito, gritad por justicia y ella aparecerá para vosotros, porque toda vuestra tribulación será visitada en los gobernantes y en todos los que han ayudado a quienes os despojan.

4. Esperad y no renunciéis a vuestra esperanza porque disfrutaréis de una gran alegría, como los ángeles en el cielo.
(Proverbios 10:28), (Proverbios 14:32), (Salmos 62:5), (Salmos 73:28), (Salmos 91:2), (Salmos 146:5), (Romanos 5:2), (Romanos 5:5), (Romanos 15:13), (Colosenses 1:26-27), (2 Tesalonicenses 2:16), (Tito 2:13), (Hebreos 6:18), (Hebreos 7:19), (1 Pedro 1:3), (1 Pedro 1:21), (1 Pedro 3:15)

5. ¿Qué debéis hacer? No tendréis que esconderos el día del gran juicio, no seréis tomados por pecadores,
el juicio eterno caerá lejos de vosotros para todas las generaciones del mundo.
(Isaías 54:17)

6. Ahora no temáis, oh justos, cuando veáis a los pecadores crecer en fuerza y prosperidad en sus caminos ni os asociéis con ellos sino manteneos alejados de su violencia,
porque vosotros seréis socios de las huestes de los cielos.
(Salmos 49:16-20), (Salmos 92:7)

7. Aunque vosotros pecadores digáis: “Ninguno de nuestros pecados debe ser investigado ni registrado”, sin embargo vuestros pecados son anotados todos los días.
(Daniel 7:10), (Apocalipsis 20:12)

8. Ahora os muestro que la luz y las tinieblas, el día y la noche vienen sobre vosotros.
(Juan 3:20), (Efesios 5:13)

9. No seáis impíos en vuestros corazones, no mintáis ni alteréis la palabra de la verdad, no acuséis de mentirosa a la palabra del Santo y del Grande,
no toméis en cuenta a vuestros ídolos porque todas vuestras mentiras e impiedades no os serán imputadas como justicia sino como un gran pecado.
(Hechos 17:29)

10. Ahora sé este misterio:
los pecadores alterarán y desnaturalizarán en muchas formas la palabra de verdad y proferirán palabras inicuas, mentirán e inventarán grandes falsedades y escribirán libros sobre sus palabras.
(Isaías 32:5-7), (Romanos 1:18), (2 Corintios 11:13-15), (2 Pedro 2:1), (1 Timoteo 4:1-3), (Juan 8:44), (2 Timoteo 4:3), (Hechos 20:29-30), (2 Corintios 2:17), (2 Corintios 4:2-4), (Efesios 6:6)

11. Sin embargo si ellos escriben verdaderamente toda mi palabra en sus idiomas y si no alteran ni abrevian mis palabras, sino que escriben todo según la verdad, todo eso lo testificaré de primero en favor de ellos.

12. Sé otro misterio:
las escrituras serán dadas a los justos y a los sabios para comunicar alegría, rectitud y mucha sabiduría.
(Efesios 3:3-5), (Efesios 3:8-12), (Romanos 16:25-26), (1 Corintios 2:6-8), (Colosenses 1:25-28), (Colosenses 2:2-3)

13. Las escrituras les serán dadas, ellos creerán y se regocijarán en ellas; se alegrarán todos los justos al aprender de ellas todos los caminos de justicia.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2.
(Jueces 5:31) “Mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza.”

(Sabiduría 3:7-8) “7 Por eso brillarán cuando Dios los visite, y se extenderán como chispas por los rastrojos.
8 Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos, y el Señor será su rey para siempre.”

(Job 36:6) “No otorgará vida al impío, Pero a los afligidos dará su derecho.”

(Salmos 72:4) “Juzgará a los afligidos del pueblo, Salvará a los hijos del menesteroso, Y aplastará al opresor.”

(Salmos 9:11-14) “11 Cantad a Jehová, que habita en Sion; Publicad entre los pueblos sus obras.
12 Porque el que demanda la sangre se acordó de ellos; No se olvidó del clamor de los afligidos.
13 Ten misericordia de mí, Jehová;
Mira mi aflicción que padezco a causa de los que me aborrecen,
Tú que me levantas de las puertas de la muerte,
14 Para que cuente yo todas tus alabanzas En las puertas de la hija de Sion,
Y me goce en tu salvación.”

(Isaías 14:32) “¿Y qué se responderá a los mensajeros de las naciones?
Que Jehová fundó a Sion, y que a ella se acogerán los afligidos de su pueblo.”

(Isaías 41:17) “Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua;
yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé.”

(Isaías 61:3) “a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.”

(Mateo 5:3-12)
“3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.”

(1 Pedro 1:5-7) “5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.
6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,
7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”

(Romanos 12:11-12) “11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;
12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;”

4.
(Proverbios 10:28) “La esperanza de los justos es alegría; Mas la esperanza de los impíos perecerá.”

(Proverbios 14:32) “Por su maldad será lanzado el impío; Mas el justo en su muerte tiene esperanza.”

(Salmos 62:5) “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza.”

(Salmos 73:28) “Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para contar todas tus obras.”

(Salmos 91:2) “Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.”

(Salmos 146:5) “Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, Cuya esperanza está en Jehová su Dios,”

(Romanos 5:2) “por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.”

(Romanos 5:5) “y la esperanza no averg:uenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

(Romanos 15:13) “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.”

(Colosenses 1:26-27) “26 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, 27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,”

(2 Tesalonicenses 2:16) “Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia,”

(Tito 2:13) “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,”

(Hebreos 6:18) “para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.”

(Hebreos 7:19) “(pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.”

(1 Pedro 1:3) “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,”

(1 Pedro 1:21) “y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.”

(1 Pedro 3:15) “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;”

5.
(Isaías 54:17) “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.
Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.”

6.
(Salmos 49:16-20) La insensatez de confiar en las riquezas.
“16 No temas cuando se enriquece alguno, Cuando aumenta la gloria de su casa;
17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.
18 Aunque mientras viva, llame dichosa a su alma, Y sea loado cuando prospere,
19 Entrará en la generación de sus padres, Y nunca más verá la luz.
20 El hombre que está en honra y no entiende, Semejante es a las bestias que perecen.”

(Salmos 92:7) “Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente.”

7.
(Daniel 7:10) “Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.”

(Apocalipsis 20:12) “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos,
y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida;
y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.”

8.
(Juan 3:20) “20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.”

(Efesios 5:13) “13 Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo.”

9.
(Hechos 17:29) “Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres”.

10.
(Isaías 32:5-7) “5 El ruin nunca más será llamado generoso, ni el tramposo será llamado espléndido. 6 Porque el ruin hablará ruindades, y su corazón fabricará iniquidad, para cometer impiedad y para hablar escarnio contra Jehová, dejando vacía el alma hambrienta, y quitando la bebida al sediento.
7 Las armas del tramposo son malas; trama intrigas inicuas para enredar a los simples con palabras mentirosas, y para hablar en juicio contra el pobre.”

(Romanos 1:18) La culpabilidad del hombre.
“18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;”

(2 Corintios 11:13-15) “13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.
14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.
15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.”

(2 Pedro 2:1) [ Falsos profetas y falsos maestros ] [ (Judas 3-13) ]
“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras,
y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.”

(1 Timoteo 4:1-3) Predicción de la apostasía
“1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.”

(Juan 8:44) “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él.
Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.”

(2 Timoteo 4:3) “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,”

(Hechos 20:29-30) “29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.”

(2 Corintios 2:17) “Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios,
sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.”

(2 Corintios 4:2-4) “2 Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso,
no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios,
sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.
3 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto;
4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

(Efesios 6:6) “no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios;”

12.
(Efesios 3:3-5) “3 que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, 4 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, 5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:”

(Efesios 3:8-12) “8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, 9 y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; 10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, 12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él;”

(Romanos 16:25-26) “25 Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo,
según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos,
26 pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe,”

(1 Corintios 2:6-8) La revelación por el Espíritu de Dios
“6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.
7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.”

(Colosenses 1:25-28) “25 de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios,
26 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, 27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, 28 a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;”

(Colosenses 2:2-3) “2 para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, 3 en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”

Anuncios