Archivo de la categoría: El Libro de Enoc (con referencias de la Biblia) Capitulo 31 al 40

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 40

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 40

1. Después de eso vi miles de miles y miríadas, vi una multitud innumerable e incalculable, que se sostiene ante el Señor de los espíritus.
(Apocalipsis 5:11), (Daniel 7:10)

2. Y sobre los cuatro costados del Señor de los espíritus vi cuatro presencias diferentes de aquellos que no duermen y aprendí sus nombres porque el ángel que va conmigo me los dio a conocer y me mostró todas las cosas ocultas.

3. Y escuché las voces de esas cuatro presencias y cómo ellas pronuncian alabanzas ante el Señor de la Gloria.
(Salmos 103:20), (Salmos 148:2)

4. La primera voz bendice al Señor de los espíritus por los siglos de los siglos.
(Salmos 103:20), (Salmos 148:2)

5. A la segunda voz la escuché bendiciendo Elegido y a los elegidos que dependen del Señor de los espíritus.
(1 Timoteo 5:21), (Mateo 13:41), (Mateo 16:27), (Mateo 24:31), (Marcos 13:27)

6. A la tercera voz la oí orar e interceder por los que viven sobre la tierra y suplicar en nombre del Señor de los espíritus.

7. Y escuché la cuarta voz expulsando a los Satanes e impidiendo que lleguen hasta el Señor de los espíritus a acusar a quienes viven en la tierra Él.
(Zacarías 3:1)

8. Después de eso pregunté al ángel de paz que iba conmigo y me mostraba todas las cosas que están ocultas: “¿Quiénes son esas cuatro presencias que he visto y cuyas palabras he oído y escrito abajo?”.

9. Me dijo: “El primero, el misericordioso y muy paciente, es Miguel;
el segundo, que está encargado de las enfermedades y de todas las heridas de los hijos de los hombres, es Rafael;
el tercero, que está encargado de todos los poderes, es Gabriel;
el cuarto, que está encargado de la esperanza de quienes heredarán la vida eterna, es llamado Sariel.
(Daniel 10:13), (Daniel 10:21), (Daniel 12:1), (Judas 1:9), (Apocalipsis 12:7)
(Tobías 12:15), (Tobías 3:16-17), (Tobías 5:4-17), (Tobías 6), (Tobías 12:15-22)
(Daniel 8:16), (Daniel 9:21), (Lucas 1:19), (Lucas 1:26), (Génesis 3:24), (Éxodo 25:18-22), (Ezequiel 10:4-5)

10. Estos son los cuatro ángeles del Señor de los espíritus y las cuatro voces que he escuchado esos días.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Apocalipsis 5:11) “Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones,”

(Daniel 7:10) “10 Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él;”

3, 4.
(Salmos 103:20) “Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles,
Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto.”

(Salmos 148:2) “Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.”

5.
(1 Timoteo 5:21) “Te encarezco delante de Dios
y del Señor Jesucristo, y de sus ángeles escogidos,
que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad.”

(Mateo 13:41) “Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad,”

(Mateo 16:27) “Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.”

(Mateo 24:31) “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.”

(Marcos 13:27) “Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.”

7.
(Zacarías 3:1) “Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.”

(Apocalipsis 12:10) “10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.”

9. Me dijo:
"El primero, el misericordioso y muy paciente, es Miguel;

(Daniel 10:13) “Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.”

(Daniel 10:21) “Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la verdad; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe.”

(Daniel 12:1) "En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro."

(Judas 1:9) “Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.”

(Apocalipsis 12:7) “Después hubo una gran batalla en el cielo:
Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;”

9.
el segundo, que está encargado de las enfermedades y de todas las heridas de los hijos de los hombres, es Rafael;

(Tobías 12:15) “Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia".

(Tobías 3:16-17) La misión del ángel Rafael
"16 A un mismo tiempo, fueron acogidas favorablemente ante la gloria de Dios las plegarias de Tobit y de Sara,
17 y fue enviado Rafael para curar a los dos: para quitar las manchas blancas de los ojos de Tobit, a fin de que viera con ellos la luz de Dios, y para dar a Sara, hija de Ragüel, como esposa a Tobías, hijo de Tobit, librándola del malvado demonio Asmodeo. Porque Tobías tenía derecho a ser su esposo, antes que todos los demás pretendientes. En aquel mismo momento, Tobit volvía del patio al interior de su casa, y Sara, hija de Ragüel, bajaba de la habitación alta."

(Tobías 5:4-17) El encuentro de Tobías con el ángel Rafael
"4 Tobías salió a buscar un buen guía, que conociera el camino para ir con él a Media. Afuera encontró al ángel Rafael, que estaba de pie frente a él y, sin sospechar que era un ángel de Dios,
5 le preguntó: "¿De dónde eres, amigo?" El ángel le respondió: "Soy uno de tus hermanos israelitas, y he venido a buscar trabajo por aquí". Tobías le dijo: "¿Conoces el camino para ir a Media?"
6 "¡Por supuesto!, le respondió el ángel. He estado allí muchas veces y conozco todos los caminos de memoria. He ido frecuentemente a Media y me he alojado en casa de Gabael, uno de nuestros hermanos, que vive en Ragués de Media. Hay dos días de camino desde Ecbátana hasta Ragués, porque Ragués está situada en la montaña y Ecbátana en medio de la llanura".
7 Tobías le dijo: "Espérame, amigo, mientras voy a avisar a mi padre, porque necesito que vengas conmigo. Yo te pagaré tu sueldo".
8 El ángel le respondió: "Te espero aquí, pero no tardes".
9 Tobías entró a avisar a su padre que había encontrado a uno de sus hermanos israelitas. Y Tobit le dijo: "Preséntamelo, para que yo sepa a qué familia y a qué tribu pertenece. Quiero saber si se puede confiar en él para que te acompañe". Tobías salió a llamarlo y le dijo: "Amigo, mi padre te llama".
El diálogo de Tobit con el ángel
10 El ángel entró en la casa, Tobit lo saludó primero y aquel le respondió: "Mis parabienes, hermano". Pero Tobit le dijo: "¿Qué alegría puedo tener? Estoy ciego, no veo más la luz del sol y me encuentro sumergido en la oscuridad, como los muertos que ya no contemplan la luz. Estoy enterrado en vida; oigo la voz de los hombres, pero no los veo". El ángel le dijo: "¡Ánimo! Dios te curará pronto". Tobit añadió: "Mi hijo Tobías desea ir a Media. ¿Podrías tú acompañarlo como guía? Yo te pagaré un sueldo, hermano". El ángel le respondió: "Estoy dispuesto a acompañarlo. Conozco todos los caminos; he ido varias veces a Media, he atravesado todas sus llanuras y conozco muy bien los senderos de sus montañas".
11 Tobit le preguntó: "¿Quieres decirme, hermano, de qué familia y de qué tribu eres?"
12 "¿Qué importa mi tribu?", le dijo el ángel. Tobit insistió: "Quiero saber con seguridad de quién eres hijo y cómo te llamas".
13 El ángel le respondió: "Yo soy Azarías, hijo de Ananías el Grande, uno de tus hermanos".
14 Tobit le dijo: "¡Bienvenido, hermano, y salud! No tomes a mal que haya querido conocer la verdad acerca de tu familia. Por lo visto, eres un hermano de respetable y noble origen. Conozco a Ananías y a Natán, los dos hijos de Semeías el Grande. Ellos me acompañaban a Jerusalén; allí adoraban junto conmigo, y nunca se apartaron del buen camino. Tus hermanos son hombres de bien y tú eres de buena estirpe. ¡Sé bienvenido!"
15 Luego siguió diciendo: "Te pagaré como sueldo una dracma diaria, y tendrás todo lo que necesites, lo mismo que mi hijo.
16 Acompáñalo, y yo te daré un sobresueldo". El ángel respondió: "Sí, iré con él, no tengas miedo. Volveremos tan bien como hemos salido, porque el camino es seguro".
17 Tobit exclamó: "¡Bendito seas, hermano!" Después llamó a su hijo y le dijo: "Hijo mío, prepara lo necesario para el viaje y parte con tu hermano. El Dios que está en el cielo los proteja y los haga volver a mi lado sanos y salvos. ¡Que su ángel los acompañe con su protección, hijo mío!"

(Tobías 6) El pez del río Tigres

(Tobías 12:15-22) La manifestación de Rafael
"15 Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia.
16 Los dos quedaron desconcertados y cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor.
17 Pero él les dijo: "No teman, la paz esté con ustedes. Bendigan a Dios eternamente.
18 Cuando yo estaba con ustedes, no era por mi propia iniciativa, sino por voluntad de Dios. Es a él al que deben bendecir y cantar todos los días.
19 Aunque ustedes me veían comer, eso no era más que una apariencia.
20 Por eso, bendigan al Señor sobre la tierra y celebren a Dios. Ahora subo a Aquel que me envió. Pongan por escrito todo lo que les ha sucedido". Y en seguida se elevó.
21 Cuando se incorporaron, ya no lo pudieron ver más.
22 Ellos bendecían a Dios, entonando himnos, y lo celebraban por haber obrado esas maravillas, ya que se les había aparecido un ángel de Dios."

9.
el tercero, que está encargado de todos los poderes, es Gabriel;

(Daniel 8:16) “16 Y oí una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña a éste la visión.”

(Daniel 9:21) “21 aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde.”

(Lucas 1:19) “19 Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas.”

(Lucas 1:26) “26 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,”

(Génesis 3:24) “24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.”

(Éxodo 25:18-22) “18 Harás también dos querubines de oro; labrados a martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio.
19 Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos.
20 Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.
21 Y pondrás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré.
22 Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.”

(Ezequiel 10:4-5) “4 Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del querubín al umbral de la puerta; y la casa fue llena de la nube, y el atrio se llenó del resplandor de la gloria de Jehová. 5 Y el estruendo de las alas de los querubines se oía hasta el atrio de afuera, como la voz del Dios Omnipotente cuando habla.”

9.
el cuarto, que está encargado de la esperanza de quienes heredarán la vida eterna, es llamado Sariel.

El Libro de Enoc. (Capitulo 20:6)
“6. Sariel, otro de los santos ángeles, encargado de los espíritus de los hijos de los hombres que pecan en espíritu;”

Anuncios

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 39

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 39

1. Y ocurrirá en esos días que los hijos de los elegidos y santos descenderán de lo alto del cielo y su linaje llegará a ser uno con el de los hijos de los hombres.

2. Enoc recibió los libros del celo y la ira y los libros de la angustia y el destierro: “Nunca más obtendrán misericordia”, dijo el Señor de los espíritus.

3. Y las nubes me cubrieron, y el viento me levantó de la superficie de la tierra y me dejó en el límite de los cielos.

4. Allí tuve otra visión: vi el lugar donde habitan los santos y el lugar de descanso de los justos.

5. Ahí contemplé con mis ojos las moradas en medio de los ángeles de justicia y sus lugares de descanso entre los santos.
Mientras suplican y oran por los hijos de los hombres, la justicia brota entre ellos como el agua y la misericordia se esparce sobre ellos como el sobre el rocío sobre la tierra, por los siglos de los siglos.

6. En ese lugar con mis ojos vi al Elegido de Justicia y de Fe;
la justicia prevalecerá en sus días
y los justos y los elegidos serán innumerables ante él por los siglos de los siglos.
(Malaquías 4:2), (Isaías 51:4-5), (Isaías 61:11), (Isaías 42:1, 3-4, 6), (Mateo 12:18-21), (Isaías 45:13), (Isaías 9:7), (Isaías 16:5), (Isaías 32:1), (Zacarías 3:8), (Zacarías 6:12) (Jeremías 23:5-6), (Jeremías 33:15-16), (Salmos 85:11, 13), (Salmos 40:8-10) (Salmos 72:1-2), (Salmos 45:1-7), (Hebreos 1:8-9), (Isaías 45:13), (Zacarías 6:12-14)
(Salmos 72:7), (Isaías 11:5), (Isaías 59:17)
(Miqueas 2:12-13), (Isaías 49:14-19), (Apocalipsis 7:9), (Apocalipsis 21:24), (Daniel 12:10)

7. Vi su morada bajo las alas del Señor de los espíritus;
todos los justos y los elegidos brillarán frente a él como el resplandor del fuego; su boca estará llena de bendición; sus labios glorificarán el nombre del Señor de los espíritus; y la justicia y la verdad no fallarán ante él.
(Salmos 91:1), (Salmos 86:12)

8. Yo deseaba vivir allí y mi espíritu anhelaba esa morada: esa era desde antes mi herencia, tal y como había sido establecida para mí ante el Señor de los espíritus.
(Jeremías 50:19), (Jeremías 23:3)

9. En esos días alabé y ensalcé el nombre del Señor de los espíritus con bendiciones y alabanzas porque Él me ha destinado para la bendición y la gloria de acuerdo con el buen parecer del Señor de los espíritus.

10. Por mucho tiempo mis ojos observaron ese lugar y lo bendije a Él y lo alabé diciendo: “Bendito es Él y bendito sea desde el principio y para siempre”.

11. Ante Él no hay renuncia; Él sabe desde antes de que el mundo fuera creado qué es para siempre y qué será de generación en generación.

12. Aquellos que no duermen te bendicen;
ellos están ante tu Gloria y bendicen, alaban y ensalzan diciendo: “Santo, Santo, santo es el Señor de los espíritus, Él llena la tierra con espíritus”.
(Isaías 6), (Apocalipsis 4:8)

13. Mis ojos vieron allá a todos aquellos que no duermen, bendiciendo y diciendo: “Bendito seas tú y bendito sea el nombre del Señor de los espíritus por los siglos de los siglos”.

14. Mi rostro fue cambiado y no podía sostener la mirada.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6.
En ese lugar con mis ojos vi al Elegido de Justicia y de Fe;

(Malaquías 4:2) “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia,
y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.”

(Isaías 51:4-5) “4 Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía;
porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.
5 Cercana está mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; a mí me esperan los de la costa, y en mi brazo ponen su esperanza.”

(Isaías 61:11) “Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla,
así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones.”

(Isaías 42:1, 3-4, 6) El Siervo de Jehová
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare;
por medio de la verdad traerá justicia.
4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia;
y las costas esperarán su ley.
6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

(Mateo 12:18-20) “18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.
19 No contenderá, ni voceará, Ni nadie oirá en las calles su voz.
20 La caña cascada no quebrará, Y el pábilo que humea no apagará, Hasta que saque a victoria el juicio.”

(Isaías 45:13) “Yo lo desperté en justicia, y enderezaré todos sus caminos;
él edificará mi ciudad, y soltará mis cautivos, no por precio ni por dones, dice Jehová de los ejércitos.”

(Isaías 9:7) “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite,
sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.”

(Isaías 16:5) “Y se dispondrá el trono en misericordia; y sobre él se sentará firmemente,
en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia.”

(Isaías 32:1) [ El Rey justo ]
“1 He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio.”

(Zacarías 3:8) “8 Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo.”

(Zacarías 6:12) “12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo:
He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo,
el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová.”

(Jeremías 23:5-6) “5 He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré
a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso,
y hará juicio y justicia en la tierra. 6 En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado;
y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.”

(Jeremías 33:15-16) “15 En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar
a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra.
16 En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura,
y se le llamará: Jehová, justicia nuestra.”

(Salmos 85:11, 13) “11 La verdad brotará de la tierra, Y la justicia mirará desde los cielos.
13 La justicia irá delante de él, Y sus pasos nos pondrá por camino.”

(Salmos 40:8-10) “8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,
Y tu ley está en medio de mi corazón.
9 He anunciado justicia en grande congregación;
He aquí, no refrené mis labios, Jehová, tú lo sabes.
10 No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; He publicado tu fidelidad y tu salvación;
No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.”

(Salmos 72:1-2) El reino de un rey justo
“1 Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey.
2 El juzgará a tu pueblo con justicia, Y a tus afligidos con juicio.”

(Salmos 45:1-7) “Rebosa mi corazón palabra buena; Dirijo al rey mi canto;
Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.
2 Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios;
Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.
3 Ciñe tu espada sobre el muslo, oh valiente, Con tu gloria y con tu majestad.
4 En tu gloria sé prosperado; Cabalga sobre palabra de verdad, de humildad y de justicia,
Y tu diestra te enseñará cosas terribles. 5 Tus saetas agudas, Con que caerán pueblos debajo de ti,
Penetrarán en el corazón de los enemigos del rey.
6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino.
7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad;
Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(Hebreos 1:8-9) “8 Mas del Hijo dice:
Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.
9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad,
Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

Elegido de Justicia y de Fe: David un Renuevo de justicia reinará como Rey, El hará juicio y justicia en la tierra. Le ungió Dios el Padre Celestial con óleo de alegría que es el Espíritu Santo.
El mismo edificara la ciudad y edificará el templo de Jehová el Señor.
(Isaías 45:13) “Yo lo desperté en justicia, y enderezaré todos sus caminos;
él edificará mi ciudad, y soltará mis cautivos, no por precio ni por dones, dice Jehová de los ejércitos.”

(Zacarías 6:12-14) “12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo:
He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo,
el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová.”

6.
…la justicia prevalecerá en sus días
(Salmos 72:7) “Florecerá en sus días justicia, Y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna.”

(Isaías 11:5) “Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.”

(Isaías 59:17) “Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto,”

6.
…y los justos y los elegidos serán innumerables ante él por los siglos de los siglos.
La multitud…
(Miqueas 2:12-13) “12 De cierto te juntaré todo, oh Jacob; recogeré ciertamente el resto de Israel;
lo reuniré como ovejas de Bosra, como rebaño en medio de su aprisco;
harán estruendo por la multitud de hombres.
13 Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino y pasarán la puerta, y saldrán por ella; y su rey pasará delante de ellos, y a la cabeza de ellos Jehová.”

(Isaías 49:14-19) Dios promete restaurar a Sion
“14 Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí. 15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. 16 He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros. 17 Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. 18 Alza tus ojos alrededor, y mira: todos estos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia. 19 Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta,
ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos.”

(Apocalipsis 7:9) La multitud vestida de ropas blancas.
“9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos;”

Muchedumbre, muchos…
(Apocalipsis 21:24) “24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.”

(Daniel 12:10) “10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados;
los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.“

7.
(Salmos 91:1) Morando bajo la sombra del Omnipotente
“1 El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.”

(Salmos 86:12) “Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.”

8.
(Jeremías 50:19) “Y volveré a traer a Israel a su morada, y pacerá en el Carmelo y en Basán; y en el monte de Efraín y en Galaad se saciará su alma.”

(Jeremías 23:3) “Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras adonde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se multiplicarán.”

12.
(Isaías 6) Visión y llamamiento de Isaías
“1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo:
Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. 4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. 5 Entonces dije: !!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.”

(Apocalipsis 4:8) “8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir:
Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.”

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 38

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 38

1. Primera Parábola.
Cuando aparezca la asamblea de los justos
y los pecadores sean juzgados por sus pecados y expulsados de la superficie de la tierra.
(Salmos 74:2), (Salmos 107:3), (Salmos 102:21-22), (Juan 11:52), (Salmos 7:7-8), (Salmos 1:5), (Hebreos 12:23)
(Jeremías 25:31), (Jeremías 46:10), (Isaías 13:9), (Sofonías 1:3), (Job 38:12-13), (Salmos 101:7-8), (Salmos 104:35), (Salmos 119:119), (Proverbios 2:22), (Proverbios 10:30)

2. cuando el Justo se manifieste a los ojos de los justos, de los elegidos
cuyas obras dependen del Señor de los espíritus;
cuando la luz brille para los justos y para los elegidos que habitan sobre la tierra:
¿Dónde estará entonces la morada de los pecadores? ¿Dónde estará el lugar de descanso de quienes han renegado del Señor de los espíritus?
Habría sido mejor para ellos no haber nacido.
(1 Pedro 3:18), (1 Juan 2:1), (1 Pedro 1:19), (Hebreos 9:14), (Hebreos 4:14-15), (Hebreos 7:26)
(Isaías 26:12), (Efesios 2:10), (Filipenses 2:13)
(Isaías 51:4), (Salmos 36:9), (Isaías 2:5), (Salmos 97:11), (Isaías 49:6), (Isaías 42:6), (Salmos 112:4), (Isaías 9:2), (Mateo 4:16), (Lucas 1:78-79), (Lucas 2:32), (Juan 1:1-5, 9-13), (Juan 8:12), (Juan 12:46)
(1 Pedro 4:18), (Proverbios 11:31), (Isaías 33:14)
(Marcos 14:21)

3. Cuando los misterios de los justos sean manifiestos y los pecadores juzgados y expulsados de la presencia de los justos y los elegidos,

4. desde ese momento los que dominan la tierra no serán poderosos ni elegidos por más tiempo
ni podrán ellos mirar a la cara de los santos, porque será la luz del Señor de los espíritus la que brillará sobre la cara de los santos, de los justos, de los elegidos.
(Job 12:18-20), (Isaías 40:23), (Ezequiel 7:24), (Lucas 1:52), (Apocalipsis 6:14-16)

5. Entonces, los reyes y los poderosos perecerán y serán entregados a las manos de los justos y de los santos.
(Salmos 149:2-9), (Salmos 58:10)

6. Y de ahí en adelante nadie buscará para ellos la misericordia del Señor de los espíritus porque su vida encontró su final.
(Proverbios 10:7), (Proverbios 11:7), (Job 24:19-20)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
Cuando aparezca la asamblea de los justos…

(Salmos 74:2) “Acuérdate de tu congregación, la que adquiriste desde tiempos antiguos,
La que redimiste para hacerla la tribu de tu herencia; Este monte de Sion, donde has habitado.”

(Salmos 107:3) “Y los ha congregado de las tierras,
Del oriente y del occidente, Del norte y del sur.”

(Salmos 102:21-22) “21 Para que publique en Sion el nombre de Jehová, Y su alabanza en Jerusalén,
22 Cuando los pueblos y los reinos se congreguen En uno para servir a Jehová.”

(Juan 11:52) “y no solamente por la nación, sino también
para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos.”

(Salmos 7:7-8) “7 Te rodeará congregación de pueblos, Y sobre ella vuélvete a sentar en alto.
8 Jehová juzgará a los pueblos;”

(Salmos 1:5) “Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos.”

(Hebreos 12:23) “a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,”

1.
…y los pecadores sean juzgados por sus pecados y expulsados de la superficie de la tierra.

(Jeremías 25:31) “Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne; entregará los impíos a espada, dice Jehová.”

(Jeremías 46:10) “Mas ese día será para Jehová Dios de los ejércitos día de retribución, para vengarse de sus enemigos; y la espada devorará y se saciará, y se embriagará de la sangre de ellos; porque sacrificio será para Jehová Dios de los ejércitos, en tierra del norte junto al río Eufrates.”

(Isaías 13:9) “He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.”

(Sofonías 1:3) “Destruiré los hombres y las bestias; destruiré las aves del cielo y los peces del mar, y cortaré a los impíos; y raeré a los hombres de sobre la faz de la tierra, dice Jehová.”

(Job 38:12-13) “12 ¿Has mandado tú a la mañana en tus días?
¿Has mostrado al alba su lugar, 13 Para que ocupe los fines de la tierra,
Y para que sean sacudidos de ella los impíos?”

(Salmos 101:7-8) “7 No habitará dentro de mi casa el que hace fraude;
El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos.
8 De mañana destruiré a todos los impíos de la tierra,
Para exterminar de la ciudad de Jehová a todos los que hagan iniquidad.”

(Salmos 104:35) “Sean consumidos de la tierra los pecadores, Y los impíos dejen de ser.
Bendice, alma mía, a Jehová. Aleluya.”

(Salmos 119:119) “Como escorias hiciste consumir a todos los impíos de la tierra;
Por tanto, yo he amado tus testimonios.”

(Proverbios 2:22) “Mas los impíos serán cortados de la tierra, Y los prevaricadores serán de ella desarraigados.”

(Proverbios 10:30) “El justo no será removido jamás; Pero los impíos no habitarán la tierra.”

2.
…cuando el Justo se manifieste a los ojos de los justos, de los elegidos…

(1 Pedro 3:18) “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;”

(1 Juan 2:1) “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.”

El Justo: Cristo Jesús – un cordero sin mancha y sin contaminación.
(1 Pedro 1:19) “sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,”

(Hebreos 9:14) “¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?”

El Justo: Cristo Jesús – el Sumo sacerdote sin pecado, santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos.

(Hebreos 4:14-15) Jesús el gran sumo sacerdote
“14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.
15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.”

(Hebreos 7:26) “Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos;”

2.
…los justos, los elegidos cuyas obras dependen del Señor de los espíritus;

(Isaías 26:12) "Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras."

(Efesios 2:10) “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras,
las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

(Filipenses 2:13) “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

2.
…cuando la luz brille para los justos y para los elegidos que habitan sobre la tierra:

(Isaías 51:4) “Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.”

(Salmos 36:9) “Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz.”

(Isaías 2:5) “Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová.”

(Salmos 97:11) “Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.”

(Isaías 49:6) “dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.”

(Isaías 42:6) “Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano;
te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

(Salmos 112:4) “Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; Es clemente, misericordioso y justo.”

(Isaías 9:2) Nacimiento y reinado del Mesías.
“2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz;
los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos”.

(Mateo 4:16) “16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;
Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.”

(Lucas 1:78-79) “78 Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, Con que nos visitó desde lo alto la aurora, 79 Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte;
Para encaminar nuestros pies por camino de paz.”

(Lucas 2:32) “32 Luz para revelación a los gentiles, Y gloria de tu pueblo Israel.”

(Juan 1:1-5, 9-13) “1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”

(Juan 8:12) “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo;
el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

(Juan 12:46) “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.”

2.
…¿Dónde estará entonces la morada de los pecadores? ¿Dónde estará el lugar de descanso de quienes han renegado del Señor de los espíritus?

(1 Pedro 4:18) “Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?”

(Proverbios 11:31) “Ciertamente el justo será recompensado en la tierra;
!!Cuánto más el impío y el pecador!”

(Isaías 33:14) “Los pecadores se asombraron en Sion, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?”

2.
…Habría sido mejor para ellos no haber nacido.

(Marcos 14:21) “21 A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas !!ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.”

4.
(Job 12:18-20) “18 El rompe las cadenas de los tiranos, Y les ata una soga a sus lomos.
19 El lleva despojados a los príncipes, Y trastorna a los poderosos.
20 Priva del habla a los que dicen verdad, Y quita a los ancianos el consejo.”

(Isaías 40:23) “El convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana.”

(Ezequiel 7:24) “Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados.”

(Lucas 1:52) “Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.”

(Apocalipsis 6:14-16) “14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. 15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes;
16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;”

5.
(Salmos 149:2-9) “2 Alégrese Israel en su Hacedor; Los hijos de Sion se gocen en su Rey.
3 Alaben su nombre con danza; Con pandero y arpa a él canten.
4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo; Hermoseará a los humildes con la salvación.
5 Regocíjense los santos por su gloria, Y canten aun sobre sus camas.
6 Exalten a Dios con sus gargantas, Y espadas de dos filos en sus manos,
7 Para ejecutar venganza entre las naciones, Y castigo entre los pueblos;
8 Para aprisionar a sus reyes con grillos, Y a sus nobles con cadenas de hierro;
9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado; Gloria será esto para todos sus santos. Aleluya.”

(Salmos 58:10) “Se alegrará el justo cuando viere la venganza; Sus pies lavará en la sangre del impío.”

6.
(Proverbios 10:7) “La memoria del justo será bendita; Mas el nombre de los impíos se pudrirá.”

(Proverbios 11:7) “7 Cuando muere el hombre impío, perece su esperanza;
Y la expectación de los malos perecerá.”

(Job 24:19-20) “19 La sequía y el calor arrebatan las aguas de la nieve;
Así también el Seol a los pecadores.
20 Los olvidará el seno materno; de ellos sentirán los gusanos dulzura;
Nunca más habrá de ellos memoria, Y como un árbol los impíos serán quebrantados.”