Archivo de la categoría: El Libro de Enoc (con referencias de la Biblia) Capitulo 41 al 50

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 50

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 50

1. En esos días tendrá lugar un cambio para los santos y elegidos:
la Luz de los Días residirá sobre ellos y la gloria y el honor virarán hacia los santos.
(Eclesiástico 24:32-33), (Joel 2:28-29), (Hechos 2:17-18), (Isaías 44:3), (Isaías 32:15-16), (2 Corintios 1:22), (Romanos 2:10)

2. En el día de la aflicción, cuando la desgracia se acumule sobre los pecadores, los justos triunfarán por el nombre del Señor de los espíritus
y harán que otros testifiquen que pueden arrepentirse y renunciar a la obra de sus manos.
(Daniel 12:3), (Daniel 12:10), (Hechos 20:19-21), (Sabiduría 12:19), (Sabiduría 11:23), (Salmos 90:3), (Romanos 2:4)

3. Ellos no tendrán ningún mérito en nombre del Señor de los espíritus,
sin embargo serán salvados por su nombre y el Señor de los espíritus tendrá compasión de ellos porque su misericordia es grande.
(Juan 11:25-26), (Juan 6:47), (Juan 3:15-16), (Juan 3:36), (Juan 5:24), (Lucas 8:50), (Hechos 16:31), (Joel 2:32; Hechos 2:21; Romanos 10:13), (Isaías 28:16), (1 Pedro 2:6), (Romanos 9:33), (Romanos 10:8-13), (1Juan 5:11-13)

4. Además Él es justo en Su juicio y en presencia de Su Gloria, la injusticia no podrá mantenerse;
en Su juicio el que no se arrepienta perecerá ante Él.
(Jeremías 4:4), (Hechos 17:30-31), (1 Timoteo 2:3-4), (Lucas 13:1-5), (APOCALIPSIS DE ESDRAS CAPITULO XVI:53-54, 62-67), (Salmos 7:11-13)

5. “Y desde ese momento no tendré más misericordia con ellos”, dijo el Señor de los espíritus.
(1 Corintios 15:50), (Apocalipsis 9:20-21), (Romanos 2:2-5, 8-9)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Eclesiástico 24:32-33) “32 Aún haré brillar la instrucción como la aurora e irradiaré su luz lo más lejos posible;
33 aún derramaré la enseñanza como una profecía y la dejaré para las generaciones futuras.”

(Joel 2:28-29) Derramamiento del Espíritu de Dios
“28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.”

(Hechos 2:17-18) “17 Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños;
18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.”

(Isaías 44:3) “Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida;
mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos;”

(Isaías 32:15-16) “15 hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque.
16 Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia.”

(2 Corintios 1:22) “el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.”

(Romanos 2:10) “10 pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;”

2.
(Daniel 12:3) “Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento;
y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.”

(Daniel 12:10) “10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados;
los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá,
pero los entendidos comprenderán.”

(Hechos 20:19-21) “19 sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos;
20 y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas,
21 testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.”

(Sabiduría 12:19) “Al obrar así, tú enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser amigo de los hombres y colmaste a tus hijos de una feliz esperanza, porque,
después del pecado, das lugar al arrepentimiento.”

(Sabiduría 11:23) “23 Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes,
y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan.”

(Salmos 90:3) “3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado,
Y dices: Convertíos, hijos de los hombres.”

(Romanos 2:4) “4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?”

3.
(Juan 11:25-26) “25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida;
el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?”

(Juan 6:47) “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.”

(Juan 3:15-16) “15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
De tal manera amó Dios al mundo
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

(Juan 3:36) “El que cree en el Hijo tiene vida eterna;
pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”

(Juan 5:24) “De cierto, de cierto os digo:
El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna;
y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”

(Lucas 8:50) “Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva”.

(Hechos 16:31) “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”

(Joel 2:32; Hechos 2:21; Romanos 10:13)
“32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo;”

(Isaías 28:16) “16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.”

(1 Pedro 2:6) “6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.”

(Romanos 9:33) “33 como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída;
Y el que creyere en él, no será avergonzado.”

(Romanos 10:8-13) “8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón.
Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.
12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; 13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

(1Juan 5:11-13) "11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
El conocimiento de la vida eterna.
13 Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.”

4.
(Jeremías 4:4) “4 Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad de vuestras obras.”

(Hechos 17:30-31) “30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.

(1 Timoteo 2:3-4) “3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.”

(Lucas 13:1-5) Arrepentíos o pereceréis.
“1 En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.
2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?
3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.
4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?
5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XVI:53-54, 62-67
“53. Que el pecador no diga que no ha pecado, pues la cabeza de aquel que diga:
"No he pecado ante el Señor o ante su Gloria" será quemada por carbones ardientes,
54. EI Señor conoce todas las obras de los hombres, sus inventos, sus pensamientos y sus corazones.
62. Y el soplo de Dios Todopoderoso que lo ha hecho todo y que sondea las cosas escondidas los misterios. 63. Ciertamente, conoce vuestro pensamiento y lo que meditáis en vuestros corazones, ¡Ay de los pecadores y de aquellos que quieren esconder sus pecados!
64. Pues el Señor examinará todas sus obras y las desvelará a todos.
65. Estaréis llenos de confusión, cuando vuestros pecados sean puestos al descubierto ante los hombres y vuestras faltas sean acusadoras que aparezcan.
66. ¿Qué haréis en aquel día? ¿Cómo esconderéis vuestros pecados ante Dios y sus ángeles?
67. He aquí a Dios como juez; temedle; dejad de pecar, renunciad a cometer injusticias y Dios os elevará y os liberará de toda aflicción.”

(Salmos 7:11-13) “11 Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.
12 Si no se arrepiente, él afilará su espada; Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.
13 Asimismo ha preparado armas de muerte, Y ha labrado saetas ardientes.”

5.
(1 Corintios 15:50) “Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.”

(Apocalipsis 9:20-21) “20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;
21 y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.”

(Romanos 2:2-5, 8-9) “2 Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad.
3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?
4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?
5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;
9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego,”

Anuncios

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 49

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 49

1. Porque ante Él, la Sabiduría está brotando como agua y la Gloria no decae por los siglos de los siglos.
(Juan 7:37-39), (Apocalipsis 7:17), (Apocalipsis 22:1), (Ezequiel 47:1-12), (Isaías 41:17-20), (Isaías 43:19-21), (Isaías 44:2-6), (Salmos 65:9-10), (Números 24:5-7)

2. Como tiene poder sobre todos los secretos de justicia, la injusticia desaparecerá como la sombra y no tendrá refugio, porque el Elegido está de pie ante el Señor de los espíritus y Su gloria permanece por los siglos de los siglos y su poder por todas las generaciones.
(Mateo 26:64), (Marcos 14:62), (Marcos 16:19), (Lucas 22:69), (Hechos 7:55-56), (Romanos 8:34), (Colosenses 3:1), (Hebreos 1:2-3), (Hebreos 10:12), (1 Pedro 3:22)
(Hebreos 13:21), (1 Pedro 4:11)

3. En el habita el espíritu de la sabiduría, el espíritu que ilumina y da discernimiento, el espíritu de entendimiento y de poder, el espíritu de quienes han dormido en justicia.
(Isaías 11:2), (1 Corintios 1:24), (Salmos 45:1-2, 6-7), (Hebreos 1:8-9), (Isaías 61:1), (Lucas 4:17-18), (Miqueas 3:8), (Isaías 42:1), (Mateo 12:17-18)

4. Él es quien juzga las cosas secretas
y nadie puede pronunciar palabras vanas frente a él,
porque es el Elegido ante el Señor de los espíritus, según Su voluntad.
(Mateo 10:26), (Lucas 12:2-3), (Marcos 4:22-23), (Lucas 8:17)
(Mateo 12:36), (Mateo 5:37), (Santiago 5:12), (Eclesiastés 5:2), (Eclesiástico 5:10-11), (1 Juan 3:18)
(Isaías 42:1), (Mateo 12:17-18)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
Porque ante Él, la Sabiduría está brotando como agua…

(Juan 7:37-39) Ríos de agua viva
"37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado."

(Apocalipsis 7:17) “porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.”

(Apocalipsis 22:1) “Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.”

(Ezequiel 47:1-12) Las aguas salutíferas
"1 Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar.
2 Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho.
3 Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos.
4 Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos.
5 Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado.
6 Y me dijo: ¿Has visto, hijo de hombre? Después me llevó, y me hizo volver por la ribera del río.
7 Y volviendo yo, vi que en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado.
8 Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas.
9 Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río.
10 Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande.
11 Sus pantanos y sus lagunas no se sanearán; quedarán para salinas.
12 Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina."

(Isaías 41:17-20) "17 Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé.
18 En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca.
19 Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente, 20 para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos, que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo creó."

(Isaías 43:19-21) "19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.
20 Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.
21 Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará."

(Isaías 44:2-6) "2 Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.
3 Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; 4 y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas.
5 Este dirá: Yo soy de Jehová; el otro se llamará del nombre de Jacob, y otro escribirá con su mano: A Jehová, y se apellidará con el nombre de Israel.
6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios."

(Salmos 65:9-10) "9 Visitas la tierra, y la riegas; En gran manera la enriqueces; Con el río de Dios, lleno de aguas,
Preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.
10 Haces que se empapen sus surcos, Haces descender sus canales; La ablandas con lluvias,
Bendices sus renuevos."

(Números 24:5-7) "5 !!Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob, Tus habitaciones, oh Israel!
6 Como arroyos están extendidas,
Como huertos junto al río,
Como áloes plantados por Jehová,
Como cedros junto a las aguas.
7 De sus manos destilarán aguas,
Y su descendencia será en muchas aguas;
Enaltecerá su rey más que Agag,
Y su reino será engrandecido."

2.
…porque el Elegido está de pie ante el Señor de los espíritus…

(Mateo 26:64) "Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo."

(Marcos 14:62) "Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo."

(Marcos 16:19) "19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios."

(Lucas 22:69) "Pero desde ahora el Hijo del Hombre se sentará a la diestra del poder de Dios."

(Hechos 7:55-56) "55 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios."

(Romanos 8:34) "34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros."

(Colosenses 3:1) "1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios."

(Hebreos 1:2-3) "2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; 3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,"

(Hebreos 10:12) "12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,"

(1 Pedro 3:22) "22 quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades."

2.
… porque el Elegido está de pie ante el Señor de los espíritus y Su gloria permanece por los siglos de los siglos y su poder por todas las generaciones.

(Hebreos 13:21) “os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.”

(1 Pedro 4:11) “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”

3.
(Isaías 11:2) “Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.”

(1 Corintios 1:24) “24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.”

(Salmos 45:1-2, 6-7) “1 Rebosa mi corazón palabra buena; Dirijo al rey mi canto; Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.
2 Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.
6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino. 7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(Hebreos 1:8-9) El Hijo, superior a los ángeles
"8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.
9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(Isaías 61:1) “1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová;“

(Lucas 4:17-18) Jesús en Nazaret
“17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido
para dar buenas nuevas a los pobres;”

(Miqueas 3:8) “8 Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado.”

(Isaías 42:1) El Siervo de Jehová
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.”

(Mateo 12:17-18) El siervo escogido
“17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma;
Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.”

4.
Él es quien juzga las cosas secretas…

(Mateo 10:26) “Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse.”

(Lucas 12:2-3) “2 Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.
3 Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.”

(Marcos 4:22-23) “22 Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. 23 Si alguno tiene oídos para oír, oiga.”

(Lucas 8:17) [ Nada oculto que no haya de ser manifestado ]
“17 Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz.”

4.
…y nadie puede pronunciar palabras vanas frente a él,…

(Mateo 12:36) “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.”

(Mateo 5:37) “Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no;
porque lo que es más de esto, de mal procede.”

(Santiago 5:12) “12 Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento;
sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.”

(Eclesiastés 5:2) “No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.”

(Eclesiástico 5:10-11) Contra los pecados de la lengua
“10 Sé firme en tus convicciones y que tu palabra sea una sola.
11 Está siempre dispuesto a escuchar y sé lento para responder.”

(1 Juan 3:18) “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.”

4.
…porque es el Elegido ante el Señor de los espíritus, según su voluntad.

(Isaías 42:1) “1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.”

(Mateo 12:17-18) “17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma;
Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.”

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 48

Libro de las Parábolas

CAPITULO 48

1. En ese lugar vi la fuente de la justicia, la cual era inagotable,
y a su alrededor había muchas fuentes de sabiduría, todos los sedientos bebían de ellas y se llenaban de sabiduría y habitaban con los santos, los justos y los elegidos.
(Sabiduría 12:15-16)
(Eclesiástico 1:1, 5-21), (Eclesiástico 24:1, 8-12), (Eclesiástico 15:1-3), (Sabiduría 7:22-30), (Isaías 41:18-20), (Isaías 43:18-20), (Isaías 44:1-5), (Isaías 49:10), (Isaías 55:1-3), (Jeremías 31:8-9), (Salmos 73:10), (Apocalipsis 22:1)

2. En ese momento ese Hijo del Hombre fue nombrado en presencia del Señor de los espíritus y su nombre ante la Cabeza de los Días.
(Juan 3:18), (Apocalipsis 19:11-13)

3. Ya antes de que el sol y los signos fueran creados, antes de que las estrellas del cielo fueran hechas, su nombre fue pronunciado ante el Señor de los espíritus.
(Juan 3:18), (Apocalipsis 19:11-13)

4. Él será para los justos un bastón en el que puedan apoyarse y no caer;
será luz para las naciones y esperanza para los que sufren.
(Salmos 145:14)
(Isaías 42:6), (Isaías 49:5-6), (Juan 1:9-12), (Juan 8:12), (Juan 9:5), (Juan 12:35-36), (Juan 12:46)
(Isaías 29:19), (Isaías 57:18-19), (Lucas 6:20-21; Mt. 5.1-12), (Santiago 1:12), (Santiago 2:5), (Santiago 5:11), (Romanos 12:12), (Colosenses 1:27), (1 Timoteo 1:1)

5. Todos los que habitan sobre la tierra se prosternarán y lo adorarán;
alabarán, bendecirán y celebrarán con canciones al Señor de los espíritus.
(Isaías 66:18), (Salmos 22:29), (Salmos 86:9), (Isaías 45:22-24), (Filipenses 2:9-11), (Romanos 14:11), (Apocalipsis 13:8), (Isaías 24:16), (Apocalipsis 5:8-9), (Apocalipsis 5:11-13)

6. Por tal razón ha sido él Elegido y reservado ante Él, desde antes de la creación del mundo y para siempre.
(Isaías 48:12-14), (1 Pedro 1:19-21)

7. La sabiduría del Señor de los espíritus lo ha revelado a los santos y a los justos,
porque Él ha preservado el destino de los justos,
porque ellos han odiado y despreciado a este mundo de injusticia y han odiado todas sus obras y caminos, en el nombre del Señor de los espíritus, porque por su nombre serán salvados ellos
y Él vengará sus vidas.
(1 Corintios 2:6-8) (Efesios 1:17-18)
(Deuteronomio 32:43)

8. En estos días los reyes de la tierra y los poderosos que dominan la tierra tendrán el rostro abatido a causa de la obra de sus manos, porque del día de su angustia y aflicción no se salvarán.
(Sabiduría 4:19-20), (Sabiduría 6:1-9)

9. Los entregaré en las manos de mis elegidos, como la paja en el fuego arderán frente la cara de los santos y como el plomo en el agua serán sumergidos frente a la cara de los justos,
así serán sumergidos frente a la cara de los justos y no se encontrará más rastro de ellos.
(Jeremías 51:19-24), (Salmos 49:14), (Job 24:20), (Proverbios 10:7), (Salmos 11:6), (Isaías 66:16, 24)

10. En el día de su aflicción habrá descanso en la tierra, ante ellos caerán y no se levantarán jamás y nadie estará para levantarlos, porque han renegado del Señor de los espíritus y su Ungido.
¡Qué sea bendito el nombre del Señor de los espíritus!
(Judas 1:4), (Juan 3:18)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
En ese lugar vi la fuente de la justicia, la cual era inagotable,…

(Sabiduría 12:15-16) “15 Como eres justo, riges el universo con justicia,
y consideras incompatible con tu poder condenar a quien no merece ser castigado.
16 Porque tu fuerza es el principio de tu justicia,
y tu dominio sobre todas las cosas te hace indulgente con todos.”

1.
…su alrededor había muchas fuentes de sabiduría…

(Eclesiástico 1:1, 5-21) “1 Toda sabiduría viene del Señor, y está con él para siempre.
5 El manantial de la sabiduría es la palabra de Dios en las alturas, y sus canales son los mandamientos eternos.
6 ¿A quién fue revelada la raíz de la sabiduría y quién conoció sus secretos designios? 7 ¿A quién se le manifesté la ciencia de la sabiduría y quién comprendió la diversidad de sus caminos?
8 Sólo uno es sabio, temible en extremo: el Señor, que está sentado en su trono. 9 Él mismo la creó, la vio y la midió, y la derramó sobre todas sus obras: 10 la dio a todos los hombres, según su generosidad, y la infundió abundantemente en aquellos que lo aman.”
El temor del Señor, fuente y plenitud de la Sabiduría
11 El temor del Señor es gloria y motivo de orgullo, es gozo y corona de alegría.
12 El temor del Señor deleita el corazón, da gozo, alegría y larga vida.
13 Todo terminará bien para el que teme al Señor, él será bendecido en el día de su muerte.
14 El principio de la sabiduría es el temor del Señor: ella es creada junto con los fieles en el seno materno.
15 Anidó entre los hombres para siempre y permanecerá fielmente con su descendencia.
16 La plenitud de la sabiduría es el temor del Señor y ella los embriaga con sus frutos:
17 les colma la casa de bienes preciosos y con sus productos llena sus graneros.
18 La corona de la sabiduría es el temor del Señor: ella hace florecer el bienestar y la buena salud.
19 El Señor la vio y la midió, hizo llover la ciencia y el conocimiento, y exaltó la gloria de los que la poseen.
20 La raíz de la sabiduría es el temor del Señor y sus ramas son una larga vida.
21 El temor del Señor aleja los pecados: el que persevera en él aparta la ira divina.”

(Eclesiástico 24:1, 8-12) El elogio de la sabiduría
“1 La sabiduría hace el elogio de sí misma y se gloría en medio de su pueblo,
8 Entonces, el Creador de todas las cosas me dio una orden, el que me creó me hizo instalar mi carpa, él me dijo: 'Levanta tu carpa en Jacob y fija tu herencia en Israel'.
9 Él me creó antes de los siglos, desde el principio, y por todos los siglos no dejaré de existir.
10 Ante él, ejercí el ministerio en la Morada santa, y así me he establecido en Sión; 11 él me hizo reposar asimismo en la Ciudad predilecta, y en Jerusalén se ejerce mi autoridad. 12 Yo eché raíces en un Pueblo glorioso, en la porción del Señor, en su herencia.”

(Eclesiástico 15:1-3) “1 El que teme al Señor hace todo esto y el que se aferra a la Ley logrará la sabiduría. 2 Ella le saldrá al encuentro como una madre y lo recibirá como una joven esposa,
3 lo alimentará con el pan de la inteligencia y le hará beber el agua de la sabiduría.”

(Sabiduría 7:22-30) Atributos de la Sabiduría
“22 En ella hay un espíritu inteligente, santo, único, multiforme, sutil, ágil, perspicaz, sin mancha,
diáfano, inalterable, amante del bien, agudo, 23 libre, bienhechor, amigo de los hombres, firme, seguro, sereno, que todo lo puede, lo observa todo y penetra en todos los espíritus: en los inteligentes, los puros y hasta los más sutiles.
24 La Sabiduría es más ágil que cualquier movimiento;
a causa de su pureza, lo atraviesa y penetra todo.
25 Ella es exhalación del poder de Dios, una emanación pura de la gloria del Todopoderoso:
por eso, nada manchado puede alcanzarla.
26 Ella es el resplandor de la luz eterna, un espejo sin mancha de la actividad de Dios
y una imagen de su bondad.
27 Aunque es una sola, lo puede todo; permaneciendo en sí misma, renueva el universo;
de generación en generación, entra en las almas santas, para hacer amigos de Dios y profetas.
28 Porque Dios ama únicamente a los que conviven con la Sabiduría.
29 Ella, en efecto, es más radiante que el sol y supera a todas las constelaciones;
es más luminosa que la misma luz,
30 ya que la luz cede su lugar a la noche, pero contra la Sabiduría no prevalece el mal.”

(Isaías 41:18-20) “18 En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca. 19 Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente, 20 para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos, que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo creó.”

(Isaías 43:18-20) “18 No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.
19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. 20 Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.”

(Isaías 44:1-5) Jehová es el único Dios
“1 Ahora pues, oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, a quien yo escogí.
2 Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.
3 Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; 4 y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas.
5 Este dirá: Yo soy de Jehová; el otro se llamará del nombre de Jacob, y otro escribirá con su mano: A Jehová, y se apellidará con el nombre de Israel.”

(Isaías 49:10) “10 No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas.”

(Isaías 55:1-3) Misericordia gratuita para todos.
“1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed.
Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. 3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.”

(Jeremías 31:8-9) “8 He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra, y entre ellos ciegos y cojos, la mujer que está encinta y la que dio a luz juntamente; en gran compañía volverán acá.
9 Irán con lloro, mas con misericordia los haré volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi primogénito.”

(Salmos 73:10) “10 Por eso Dios hará volver a su pueblo aquí,
Y aguas en abundancia serán extraídas para ellos.”

(Apocalipsis 22:1) “1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.”

2-3.
(Juan 3:18) “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”

(Apocalipsis 19:11-13) El jinete del caballo blanco
“11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.”

4.
Él será para los justos un bastón en el que puedan apoyarse y no caer;

(Salmos 145:14) "Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos."

4.
…será luz para las naciones…

(Isaías 42:6) “6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

(Isaías 49:5-6) “5 Ahora pues, dice Jehová, el que me formó desde el vientre para ser su siervo, para hacer volver a él a Jacob y para congregarle a Israel (porque estimado seré en los ojos de Jehová, y el Dios mío será mi fuerza); 6 dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel;
también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.”

(Juan 1:9-12) “9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; “

(Juan 8:12) “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo;
el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

(Juan 9:5) “Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.”

(Juan 12:35-36) “35 Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros;
andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va. 36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.”

(Juan 12:46) “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.”

4.
…será esperanza para los que sufren.

(Isaías 29:19) “Entonces los humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel.”

(Isaías 57:18-19) “18 He visto sus caminos; pero le sanaré, y le pastorearé,
y le daré consuelo a él y a sus enlutados;
19 produciré fruto de labios: Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová; y lo sanaré.”

(Lucas 6:20-21; Mt. 5.1-12) “20 Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:
Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.
21 Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados.
Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.”

(Santiago 1:12) “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.”

(Santiago 2:5) “5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?”

(Santiago 5:11) “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren.
Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.”

(Romanos 12:12) “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;”

(Colosenses 1:27) “a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,”

(1 Timoteo 1:1) “Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador,
y del Señor Jesucristo nuestra esperanza,”

5.
(Isaías 66:18) “Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos;
tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y lenguas; y vendrán, y verán mi gloria.”

(Salmos 22:29) “Comerán y adorarán todos los poderosos de la tierra; Se postrarán delante de él todos los que descienden al polvo, Aun el que no puede conservar la vida a su propia alma.”

(Salmos 86:9) “Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, Y glorificarán tu nombre.”

(Isaías 45:22-24) “22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. 23 Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada: Que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua. 24 Y se dirá de mí: Ciertamente en Jehová está la justicia y la fuerza; a él vendrán, y todos los que contra él se enardecen serán avergonzados.”

(Filipenses 2:9-11) “9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

(Romanos 14:11) “Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,
Y toda lengua confesará a Dios”.

(Apocalipsis 13:8) “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

(Isaías 24:16) “16 De lo postrero de la tierra oímos cánticos: Gloria al justo. (…)”

(Apocalipsis 5:8-9) “8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; 9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;”

(Apocalipsis 5:11-13) “11 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones,
12 que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.
13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir:
Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.”

6.
(Isaías 48:12-14) “12 Oyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.
13 Mi mano fundó también la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo; al llamarlos yo, comparecieron juntamente.
14 Juntaos todos vosotros, y oíd. ¿Quién hay entre ellos que anuncie estas cosas? Aquel a quien Jehová amó ejecutará su voluntad en Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.”

(1 Pedro 1:19-21) “19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,
20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,
21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.”

7.
(1 Corintios 2:6-8) La revelación por el Espíritu de Dios
“6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.”

(Efesios 1:17-18) El espíritu de sabiduría y de revelación
“17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,”

(Deuteronomio 32:43) “Alabad, naciones, a su pueblo, Porque él vengará la sangre de sus siervos, Y tomará venganza de sus enemigos, Y hará expiación por la tierra de su pueblo.”

8.
(Sabiduría 4:19-20) “19 Después se convertirán en un cadáver infame, objeto de oprobio eterno entre los muertos.
El Señor los precipitará de cabeza, sin que puedan hablar, los arrancará de sus cimientos,
y serán completamente exterminados: quedarán sumidos en el dolor, y desaparecerá hasta su recuerdo.
El desconcierto de los impíos en el Juicio
20 Cuando se haga el recuento de sus pecados, llegarán atemorizados,
y sus iniquidades se levantarán contra ellos para acusarlos.”

(Sabiduría 6:1-9) Exhortación a buscar la Sabiduría
"1 ¡Escuchen, reyes, y comprendan! ¡Aprendan, jueces de los confines de la tierra!
2 ¡Presten atención, los que dominan multitudes y están orgullosos de esa muchedumbre de naciones!
3 Porque el Señor les ha dado el dominio, y el poder lo han recibo del Altísimo: él examinará las obras de ustedes y juzgará sus designios.
4 Ya que ustedes, siendo ministros de su reino, no han gobernado con rectitud ni han respetado la Ley ni han obrado según la voluntad de Dios,
5 él caerá sobre ustedes en forma terrible y repentina, ya que un juicio inexorable espera a los que están arriba.
6 Al pequeño, por piedad, se le perdona, pero los poderosos serán examinados con rigor.
7 Porque el Señor de todos no retrocede ante nadie, ni lo intimida la grandeza:
él hizo al pequeño y al grande, y cuida de todos por igual,
8 pero los poderosos serán severamente examinados.
9 A ustedes, soberanos, se dirigen mis palabras, para que aprendan la Sabiduría y no incurran en falta;"

9.
(Jeremías 51:19-24) "19 No es como ellos la porción de Jacob; porque él es el Formador de todo, e Israel es el cetro de su herencia; Jehová de los ejércitos es su nombre.
20 Martillo me sois, y armas de guerra; y por medio de ti quebrantaré naciones, y por medio de ti destruiré reinos.
21 Por tu medio quebrantaré caballos y a sus jinetes, y por medio de ti quebrantaré carros y a los que en ellos suben.
22 Asimismo por tu medio quebrantaré hombres y mujeres, y por medio de ti quebrantaré viejos y jóvenes, y por tu medio quebrantaré jóvenes y vírgenes.
23 También quebrantaré por medio de ti al pastor y a su rebaño; quebrantaré por tu medio a labradores y a sus yuntas; a jefes y a príncipes quebrantaré por medio de ti.
24 Y pagaré a Babilonia y a todos los moradores de Caldea, todo el mal que ellos hicieron en Sion delante de vuestros ojos, dice Jehová."

(Salmos 49:14) “14 Como a rebaños que son conducidos al Seol, La muerte los pastoreará,
Y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana;
Se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada.”

(Job 24:20) “20 Los olvidará el seno materno; de ellos sentirán los gusanos dulzura;
Nunca más habrá de ellos memoria, Y como un árbol los impíos serán quebrantados.”

(Proverbios 10:7) “7 La memoria del justo será bendita;
Mas el nombre de los impíos se pudrirá.”

(Salmos 11:6) “Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.”

(Isaías 66:16, 24) “16 Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre;
y los muertos de Jehová serán multiplicados.
24 Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí;
porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.”

10.
…porque han renegado del Señor de los espíritus y su Ungido.

(Judas 1:4) “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios,
y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.”

(Juan 3:18) “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”