Archivo de la categoría: Capitulo 41

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 41

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 41

1. Después vi todos los misterios de los cielos y cómo el reino está dividido y cómo las acciones de los humanos son pesadas en la balanza.
(El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 61:8), (1 Samuel 2:3), (Job 6:1-3), (Job 31:4-6), (Daniel 5:22-28), (Apocalipsis 19:7-8)

2. Allí vi la habitación de los elegidos y la morada de los santos
y mis ojos vieron a los pecadores cuando eran expulsados de allí porque rechazaron el nombre del Señor de los espíritus y no podían quedarse a causa del castigo que procede del Señor de los espíritus.
(Salmos 26:8), (Isaías 32:18), (Isaías 33:20)

3. Allí mis ojos vieron los misterios del relámpago y del trueno; y los secretos de los vientos y cómo se distribuyen para soplar sobre la tierra; y los secretos de las nubes y el rocío, de dónde proceden en ese lugar y desde dónde saturan el polvo de la tierra.
(Job 28:24-26), (Job 38:24-25), (Salmos 77:18), (Apocalipsis 4:5), (Salmos 135:7), (Jeremías 10:13), (Jeremías 51:16)

4. Allí vi las cámaras cerradas desde donde son distribuidos los vientos, el depósito del granizo y del viento, el depósito de la neblina y las nubes que revolotean sobre la tierra desde el comienzo del mundo.
(Eclesiastés 1:6), (Eclesiástico 43:13-22)

5. Y vi las cámaras del sol y de la luna, de dónde proceden y hacia dónde regresan, y su maravilloso retorno; cómo el uno es superior a la otra; su magnífica órbita y cómo no se alejan de ella y mantienen fielmente el juramento que han hecho uno a otro.
(Salmos 104:19), (Job 9:7)

6. El sol sale primero y sigue su ruta según el mandamiento del Señor de los espíritus, cuyo nombre es poderoso por los siglos de los siglos.
(Salmos 19:1-5), (Eclesiástico 43:1-5), (Eclesiastés 1:5)

7. Y después de eso vi el camino oculto de la luna y el visible y ella cumple el recorrido de su camino en ese lugar de día y de noche; y uno mantiene una posición opuesta al otro, ante el Señor de los espíritus.
Ellos dan gracias y alaban sin descanso, porque para ellos dar gracias es descansar.
(Eclesiástico 43:6-8), (Salmos 148:3)

8. El sol gira frecuentemente para bendecir, o para maldecir y el recorrido de la ruta de la luna es bendición para los justos y tinieblas para los pecadores, en el nombre del Señor, que ha separado la luz de las tinieblas, ha repartido los espíritus de los humanos
y ha fortalecido los espíritus de los justos en nombre de Su justicia.
(Salmos 72:1), (Isaías 32:1, 17), (Isaías 61:3), (Romanos 1:17), (Romanos 8:4), (Santiago 3:18)

9. Porque ningún ángel lo impide y ningún poder es capaz de impedirlo, porque Él cita un juicio para todos ellos y los juzga a todos ante Él.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
… y cómo las acciones de los humanos son pesadas en la balanza.

(El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 61:8)
“8. El Señor de los Espíritus colocó al Elegido sobre el trono de gloria y el juzgará todas las obras de los santos
y sus acciones serán pesadas en la balanza.”

(1 Samuel 2:3) “No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca;
Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones.”
(Job 6:1-3) "1 Respondió entonces Job, y dijo:
2 !!Oh, que pesasen justamente mi queja y mi tormento,
Y se alzasen igualmente en balanza!
3 Porque pesarían ahora más que la arena del mar;
Por eso mis palabras han sido precipitadas."

(Job 31:4-6) "4 ¿No ve él mis caminos, Y cuenta todos mis pasos?
5 Si anduve con mentira, Y si mi pie se apresuró a engaño,
6 Péseme Dios en balanzas de justicia,
Y conocerá mi integridad."

(Daniel 5:22-28) "22 Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto;
23 sino que contra el Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer delante de ti los vasos de su casa, y tú y tus grandes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos; además de esto, diste alabanza a dioses de plata y oro, de bronce, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben; y al Dios en cuya mano está tu vida, y cuyos son todos tus caminos, nunca honraste.
24 Entonces de su presencia fue enviada la mano que trazó esta escritura.
25 Y la escritura que trazó es: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN.
26 Esta es la interpretación del asunto: MENE: Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin.
27 TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto.
28 PERES: Tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas."

(Apocalipsis 19:7-8) “7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.”

2.
(Salmos 26:8) “Jehová, la habitación de tu casa he amado, Y el lugar de la morada de tu gloria.”

(Isaías 32:18) “Y mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo.”

(Isaías 33:20) “Mira a Sion, ciudad de nuestras fiestas solemnes; tus ojos verán a Jerusalén, morada de quietud, tienda que no será desarmada, ni serán arrancadas sus estacas, ni ninguna de sus cuerdas será rota.”

3.
(Job 28:24-26) “24 Porque él mira hasta los fines de la tierra, Y ve cuanto hay bajo los cielos.
25 Al dar peso al viento, Y poner las aguas por medida;
26 Cuando él dio ley a la lluvia, Y camino al relámpago de los truenos,”

(Job 38:24-25) “24 ¿Por qué camino se reparte la luz, Y se esparce el viento solano sobre la tierra?
25 ¿Quién repartió conducto al turbión, Y camino a los relámpagos y truenos,”

(Salmos 77:18) “La voz de tu trueno estaba en el torbellino;
Tus relámpagos alumbraron el mundo; Se estremeció y tembló la tierra.”

(Apocalipsis 4:5) “Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.”

(Salmos 135:7) “Hace subir las nubes de los extremos de la tierra; Hace los relámpagos para la lluvia; Saca de sus depósitos los vientos.”

(Jeremías 10:13) “a su voz se produce muchedumbre de aguas en el cielo, y hace subir las nubes de lo postrero de la tierra; hace los relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus depósitos.”

(Jeremías 51:16) “A su voz se producen tumultos de aguas en los cielos, y hace subir las nubes de lo último de la tierra; él hace relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus depósitos”

4.
(Eclesiastés 1:6) “6 El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo.”

(Eclesiástico 43:13-22) Maravillas de la naturaleza
“13 A una orden suya cae la nieve, y él lanza los rayos que ejecutan sus decretos;
14 es así como se abren las reservas y las nubes vuelan como pájaros.
15 Con su gran poder, condensa las nubes, que se pulverizan en granizo.
16 A su vista, se conmueven las montañas,
16 por su voluntad sopla el viento sur,
17 el fragor de su trueno sacude la tierra; el huracán del norte y los ciclones.
18 Como bandada de pájaros, él esparce la nieve y, al bajar, ella se posa como la langosta; el resplandor de su blancura deslumbra los ojos y el espíritu se embelesa al verla caer.
19 Como sal sobre la tierra, él derrama la escarcha y, al congelarse, ella se convierte en espinas punzantes.
20 Sopla el viento frío del norte y el hielo se congela sobre el agua,
se posa sobre toda masa de agua y la reviste como de una coraza,
21 Otro viento devora las montañas, abrasa el desierto y consume la hierba como un fuego.
22 Una niebla repentina pone remedio a todo eso, y el rocío refresca después del viento abrasador.”

5.
(Salmos 104:19) “Hizo la luna para los tiempos; El sol conoce su ocaso.”

(Job 9:7) “El manda al sol, y no sale; Y sella las estrellas;”

6.
(Salmos 19:1-5) “1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría. 3 No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz. 4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras.
En ellos puso tabernáculo para el sol; 5 Y éste, como esposo que sale de su tálamo, Se alegra cual gigante para correr el camino.”

(Eclesiástico 43:1-5) El sol
“1 Orgullo del cielo es la limpidez del firmamento, y la bóveda celeste es un magnífico espectáculo.
2 El sol, cuando aparece, proclama a su salida, qué admirable es la obra del Altísimo.
3 Al mediodía reseca la tierra, ¿y quién puede resistir su ardor?
4 Se atiza el horno para la forja, pero tres veces más abrasa el sol las montañas; él exhala los vapores ardientes y con el brillo de sus rayos enceguece los ojos.
5 ¡Qué grande es el Señor que lo ha creado! A una orden suya, él emprende su rápida carrera.”

(Eclesiastés 1:5) “5 Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.”

7.
(Eclesiástico 43:6-8) La luna
“6 También la luna, siempre en el momento preciso, marca las épocas y señala los tiempos.
7 Su curso determina las fiestas: es un astro que decrece después de su plenilunio.
8 De ella recibe su nombre el mes; ella crece admirablemente en sus ciclos, es la insignia de los ejércitos acampados en las alturas, que brilla en el firmamento del cielo.”

(Salmos 148:3) “Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.”

8.
(Salmos 72:1) “Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey.”

(Isaías 32:1, 17) “1 He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio.
17 Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre.”

(Isaías 61:3) “a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.”

(Romanos 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.”

(Romanos 8:4) “para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”

(Santiago 3:18) “Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.”

Anuncios