Archivo de la categoría: El Libro de Enoc (con referencias de la Biblia) Capitulo 71 al 80

El Libro de Enoc. Libro sobre el Movimiento de las Luminarias Celestiales. Capitulo 80

Libro sobre el Movimiento de las Luminarias Celestiales.

CAPITULO 80

1. En esos días Uriel me dirigió la palabra y me dijo: “Mirad que te he revelado todo, Enoc, te he enseñado todo para que pudieras ver este sol, esta luna, las guías de las estrellas de los cielos y todos aquellos que las hacen recorrer y sus tareas, tiempos y salidas.

2. En los días de los pecadores los años serán acortados y su semilla llegará tarde a sus tierras y campos;
todas las cosas sobre la tierra se alterarán y no saldrán a su debido tiempo; la lluvia será retenida y los cielos la retendrán.

3. En esa época los frutos de la tierra serán retenidos, no crecerán a tiempo los frutos de los árboles, serán retardados;

4. la luna alterará su orden y no aparecerá a su debido tiempo

5. En esos días el sol será visto en el cielo ardiente extendiendo la esterilidad y viajará por la noche sobre el límite del gran carro del occidente y brillará más que lo que corresponde al orden de su luz.

6. Muchas guías de las estrellas trasgredirán el orden, alterarán sus órbitas y tareas y no aparecerán en el momento prescrito para ellas.

7. Todas las leyes de las estrellas serán ocultadas a los pecadores;
los pensamientos de quienes viven sobre la tierra estarán errados al respecto y ellos equivocarán sus caminos
y tendrán a las estrellas como dioses.
(Deuteronomio 17:3), (Sabiduría 13:1-3), (Jeremías 8:2), (Romanos 1:25)

8. El mal se multiplicará sobre ellos y el castigo contra ellos llegará para aniquilarlos a todos.
(Jonás 2:8), (Miqueas 5:9)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

7.
(Deuteronomio 17:3) “3 que hubiere ido y servido a dioses ajenos, y se hubiere inclinado a ellos, ya sea al sol, o a la luna, o a todo el ejército del cielo, lo cual yo he prohibido;”

(Sabiduría 13:1-3) El culto de las fuerzas de la naturaleza
“1 Sí, vanos por naturaleza son todos los hombres que han ignorado a Dios,
los que, a partir de las cosas visibles, no fueron capaces de conocer a "Aquel que es",
y al considerar sus obras, no reconocieron al Artífice.
2 En cambio, tomaron por dioses rectores del universo
al fuego, al viento, al aire sutil, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa o a los astros luminosos del cielo.
3 Ahora bien, si fascinados por la hermosura de estas cosas, ellos las consideraron como dioses,
piensen cuánto más excelente es el Señor de todas ellas, ya que el mismo Autor de la belleza es el que las creó.”

(Jeremías 8:2) “2 y los esparcirán al sol y a la luna
y a todo el ejército del cielo, a quienes amaron y a quienes sirvieron, en pos de quienes anduvieron, a quienes preguntaron, y ante quienes se postraron. No serán recogidos ni enterrados; serán como estiércol sobre la faz de la tierra.”

(Romanos 1:25)
“25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.”

8.
(Jonás 2:8) “Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan.”

(Miqueas 5:9) “9 Tu mano se alzará sobre tus enemigos, y todos tus adversarios serán destruidos.”

Anuncios

El Libro de Enoc. Libro sobre el Movimiento de las Luminarias Celestiales. Capitulo 79

Libro sobre el Movimiento de las Luminarias Celestiales.

CAPITULO 79

1. Hijo mío: ya te he enseñado todo y la ley de todas las estrellas de los cielos ha concluido.

2. Me ha enseñado todas su leyes para todos los días, para todas las estaciones imperantes, para todos los años y su finalización, para el orden prescrito para todos los meses y todas las semanas, por veinte días cada mes;

3. y el menguante de la luna que comienza a través de la sexta puerta en la cual se completa su luz,

4. que ocurre en el primer portal en su tiempo y se completa a los ciento setenta y siete días o contado en semanas, veinticinco semanas y dos días.

5. Ella se atrasa exactamente cinco días en el curso de un período, con respecto del sol y del orden de las estrellas y al ocurrir esto es corregida. Parece como la imagen de una visión cuando su luz se atrasa.

6. Cuando ella se encuentra en su plenitud, en la noche esta visión parece como un hombre, en la noche aparece como la imagen del sol en el cielo y no hay nada más en ella, salvo su luz. Tal es la visión y la imagen de todas las luminarias, que me mostró Uriel, el gran ángel.

El Libro de Enoc. Capitulo 78

Libro sobre el Movimiento de las Luminarias Celestiales.

CAPITULO 78

1. [Los nombres del sol son los siguientes: el primero es Oranyes y el segundo Tomás;

2. y la luna tiene cuatro nombres: el primero es Asonya, el segundo Ebela, el tercero Benase y el cuarto Era’el.]

3. Estas son las dos grandes luminarias, su circunferencia es como la circunferencia del cielo y la talla de sus dos circunferencias es similar.

4. Dentro de la circunferencia del sol hay siete partes de luz que le son añadidas de más con respecto a la luna y con completa mesura le es transferida a ella hasta la séptima parte extraída al sol.

5. Ellas se ponen y entran por las puertas del occidente, hacen su viraje por el norte y vuelven por las puertas del oriente sobre la faz del cielo.

6. Cuando la luna se levanta, la mitad de un séptimo de su luz brilla en los cielos para aparecer sobre la tierra y se completa de día en día, hasta el día catorce cuando toda su luz está completa.

7. Su luz crece por quinceavos y se completa de día en día hasta el día quince, en el cual toda su luz está completa, según el signo de los años. La luna crece y realiza sus fases de a medios séptimos.

8. En su fase menguante la luna disminuye su luz: el primer día un catorceavo; el segundo, un treceavo; el tercero, un doceavo; el cuarto, un onceavo; el quinto, un décimo; el sexto, un noveno; el séptimo, un octavo; el octavo, un sétimo; el noveno, un sexto; el décimo, un quinto; el undécimo, un cuarto; el duodécimo, un tercio; el treceavo, un medio; el catorceavo la mitad de un séptimo; hasta que el quinceavo desaparece todo remanente de luz.

9. En ciertos meses tiene veintinueve días y otras veces veintiocho días.

10. Y Uriel me enseñó otro cálculo, habiéndome mostrado cuando la luz es transferida a la luna y sobre cual lado se la transfiere el sol.

11. Durante toda la fase creciente de la luna, se transfiere su luz frente al sol durante catorce días hasta que se ilumina toda y su luz es completa en el cielo.

12. El primer día es llamada luna nueva, porque desde ese día su luz crece.

13. Llega a ser luna llena exactamente en el momento en que el sol se oculta por el occidente y ella asciende desde el oriente por la noche y la luna brilla durante toda la noche, hasta que el sol nace frente a ella y la luna es observada frente al sol.

14. Por el lado por que la luz de la luna llega, por ahí decrece de nuevo, hasta que toda su luz desaparece, los días del mes se completan y su circunferencia está vacía, sin luz.

15. Por tres meses ella sale de treinta días y en su tiempo ella sale por tres meses de veintinueve días cada uno, en los cuales ella cumple su menguante en el primer período de tiempo y en el primer portal, por cinto setenta y siete días.

16. En el tiempo de su nacimiento ella aparece por tres meses de treinta días cada uno y por tres meses aparece veintinueve días cada uno.

17. En la noche ella aparece por veinte días cada mes.