Archivo de la categoría: Capitulo 94

El Libro de Enoc. Capitulo 94

CAPITULO 94

1. Ahora os digo hijos míos:
“Amad la justicia y caminad en ella, porque los caminos de la justicia son dignos de ser aceptados,
pero los caminos de la iniquidad serán destruidos y desaparecerán.),
(Sabiduría 1:1-2), (Eclesiástico 27:8-9), (Deuteronomio 16:20), (Salmos 4:4-5), (Salmos 82:3), (Salmos 106:3), (Proverbios 11:18), (Proverbios 15:9), (Proverbios 21:3), (Proverbios 31:9), (Amós 5:15), (Amós 5:23-24), (Miqueas 6:8), (Oseas 10:12), (Hechos 10:34-35), (Isaías 1:16-17), (Isaías 56:1-2), (Jeremías 22:3), (Sofonías 2:3), (Salmos 45:7), (Hebreos 1:9), (1 Juan 2:28-29), (1 Juan 3:10)
(Salmos 94:23), (Salmos 101:8), (Isaías 29:20)

2. A los hijos de los hombres de cierta generación les serán mostrados los caminos de la violencia y de la muerte y se mantendrán lejos de ellos y no los seguirán.

3. Ahora os digo a vosotros justos:
“No andéis por los caminos de la maldad ni por los caminos de la muerte porque seréis destruidos.
(Salmos 1:1-6), (Salmos 37:1-3, 5, 7-10, 12-15, 17, 20, 22, 27-28, 34-36, 38), (Proverbios 4:14), (2 Reyes 17:13), (Jeremías 25:5), (Jeremías 26:3), (Jeremías 36:3), (Ezequiel 18:4, 20-32), (Ezequiel 33:10-20), (Zacarías 1:4)

4. En cambio buscad y escoged para vosotros la justicia y elegid la vida; caminad por los senderos de paz y viviréis y prosperaréis.
(Salmos 34:14), (Proverbios 12:28), (Proverbios 16:17), (Amós 5:4), (Romanos 2:7)

5. Mantened mis palabras en vuestras reflexiones y no las hagáis padecer el ser borradas de vuestros corazones, pues sé que los pecadores tentarán a la gente para que pida con mala intención la sabiduría y tanto que no se le encontrará en ningún lugar, y ninguna prueba puede evitarse.
(Hechos 8:14-21)

6. ¡Desgracia para quienes edifican la injusticia y la opresión y las cimientan en el engaño, porque serán repentinamente derribados y no habrá paz para ellos!
(Romanos 1:18), (Romanos 2:8), (2 Tesalonicenses 2:12), (Colosenses 3:25), (Isaías 48:22), (Isaías 57:21)

7. a ¡Desgracia para los que edifican sus casas con el pecado porque todos sus cimientos serán arrancados y por la espada caerán!
(Habacuc 2:9), (Isaías 5:8-9), (Jeremías 22:13)

8. Desgracia para vosotros ricos porque habéis confiado en vuestras riquezas, de vuestras riquezas seréis despojados a causa de que vosotros no os habéis acordado del Más Alto en la época de vuestra riqueza!
(Eclesiástico 5:1-8), (Eclesiástico 31:5-7), (Eclesiástico 40:13-14), (Sofonías 1:18), (Ezequiel 7:19), (Proverbios 1:31-32), (Proverbios 11:4), (Proverbios 11:28), (Proverbios 20:21), (Proverbios 28:20), (Proverbios 28:22), (Salmos 49:1-14, 16-20), (Salmos 52:6-7), (Salmos 73:3-9, 11-12, 16-20), (Salmos 92:7), (Lucas 6:24-25), (Lucas 12:15), (Lucas 16:19-31), (Lucas 18:24-25), (Marcos 10:23-24), (1 Timoteo 6:17), (Santiago 5:1-6)

7. b Los que poseéis el oro y la plata pereceréis repentinamente en el juicio.

9. Habéis blasfemado y cometido injusticia y estáis maduros para el día de la matanza y la oscuridad, para el día del gran juicio.

10. Os digo y os anuncio que quien os ha creado os derrocará y sobre vuestra ruina no habrá misericordia pues vuestro Creador se alegrará de vuestra destrucción.

11. Y vosotros justos en esos días seréis un reproche para los pecadores y los impíos.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Sabiduría 1:1-2) Exhortación a amar la justicia
“1 Amen la justicia, ustedes, los que gobiernan la tierra,
piensen rectamente acerca del Señor y búsquenlo con sencillez de corazón.
2 Porque él se deja encontrar por los que no lo tientan, y se manifiesta a los que no desconfían de él.”

(Eclesiástico 27:8-9) La búsqueda de la justicia
“8 Si buscas la justicia, la alcanzarás, y te revestirás de ella como de una túnica gloriosa.
9 Los pájaros buscan la compañía de sus semejantes y la verdad retorna a aquellos que la practican.”

(Deuteronomio 16:20) “La justicia, la justicia seguirás, para que vivas y heredes la tierra que Jehová tu Dios te da.”

(Salmos 4:4-5) “4 Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad.
5 Ofreced sacrificios de justicia, Y confiad en Jehová.”

(Salmos 82:3) “Defended al débil y al huérfano; Haced justicia al afligido y al menesteroso.”

(Salmos 106:3) “Dichosos los que guardan juicio, Los que hacen justicia en todo tiempo.”

(Proverbios 11:18) “El impío hace obra falsa;
Mas el que siembra justicia tendrá galardón firme.”

(Proverbios 15:9) “9 Abominación es a Jehová el camino del impío;
Mas él ama al que sigue justicia.”

(Proverbios 21:3) “Hacer justicia y juicio es a Jehová Más agradable que sacrificio.”

(Proverbios 31:9) “Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende la causa del pobre y del menesteroso.”

(Amós 5:15) “Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José.”

(Amós 5:23-24) “23 Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé las salmodias de tus instrumentos.
24 Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo.”

(Miqueas 6:8) “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.”

(Oseas 10:12) “Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; haced para vosotros barbecho;
porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia.”

(Hechos 10:34-35) “34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, 35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.”

(Isaías 1:16-17) “16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;
17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.”

(Isaías 56:1-2) Recompensa de los que guardan el pacto de Dios
“1 Así dijo Jehová: Guardad derecho, y haced justicia;
porque cercana está mi salvación para venir, y mi justicia para manifestarse.
2 Bienaventurado el hombre que hace esto, y el hijo de hombre que lo abraza;”

(Jeremías 22:3) “Así ha dicho Jehová:
Haced juicio y justicia, y librad al oprimido de mano del opresor, y no engañéis ni robéis al extranjero, ni al huérfano ni a la viuda, ni derraméis sangre inocente en este lugar.”

(Sofonías 2:3) “Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio;
buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová.”

(Salmos 45:7) “Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(Hebreos 1:9) “Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(1 Juan 2:28-29) “28 Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.
29 Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.”

(1 Juan 3:10) “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.”

1.
pero los caminos de la iniquidad serán destruidos y desaparecerán.

(Salmos 94:23) “Y él hará volver sobre ellos su iniquidad, Y los destruirá en su propia maldad; Los destruirá Jehová nuestro Dios.”

(Salmos 101:8) “De mañana destruiré a todos los impíos de la tierra,
Para exterminar de la ciudad de Jehová a todos los que hagan iniquidad.”

(Isaías 29:20) “Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido;
serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad,”

3.
(Salmos 1:1-6) El justo y los pecadores
“1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.
3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.
4 No así los malos, Que son como el tamo que arrebata el viento.
5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos.
6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;
Mas la senda de los malos perecerá.”

(Salmos 37:1-3, 5, 7-10, 12-15, 17, 20, 22, 27-28, 34-36, 38) El camino de los malos
“1 No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.
2 Porque como hierba serán pronto cortados, Y como la hierba verde se secarán.
3 Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.
5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.
7 Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.
No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades.
8 Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo.
9 Porque los malignos serán destruidos,
Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.
10 Pues de aquí a poco no existirá el malo; Observarás su lugar, y no estará allí.
12 Maquina el impío contra el justo, Y cruje contra él sus dientes;
13 El Señor se reirá de él; Porque ve que viene su día.
14 Los impíos desenvainan espada y entesan su arco,
Para derribar al pobre y al menesteroso, Para matar a los de recto proceder.
15 Su espada entrará en su mismo corazón, Y su arco será quebrado.
17 Porque los brazos de los impíos serán quebrados;
Mas el que sostiene a los justos es Jehová.
20 Mas los impíos perecerán, Y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros Serán consumidos; se disiparán como el humo.
22 Porque los benditos de él heredarán la tierra;
Y los malditos de él serán destruidos.
27 Apártate del mal, y haz el bien, Y vivirás para siempre.
28 Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados;
Mas la descendencia de los impíos será destruida.
34 Espera en Jehová, y guarda su camino, Y él te exaltará para heredar la tierra;
Cuando sean destruidos los pecadores, lo verás.
35 Vi yo al impío sumamente enaltecido, Y que se extendía como laurel verde.
36 Pero él pasó, y he aquí ya no estaba; Lo busqué, y no fue hallado.
38 Mas los transgresores serán todos a una destruidos;
La posteridad de los impíos será extinguida.”

(Proverbios 4:14) “No entres por la vereda de los impíos, Ni vayas por el camino de los malos.”

(2 Reyes 17:13) “Jehová amonestó entonces a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos, y guardad mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo prescribí a vuestros padres, y que os he enviado por medio de mis siervos los profetas.”

(Jeremías 25:5) “cuando decían: Volveos ahora de vuestro mal camino y de la maldad de vuestras obras, y moraréis en la tierra que os dio Jehová a vosotros y a vuestros padres para siempre;”

(Jeremías 26:3) “Quizá oigan, y se vuelvan cada uno de su mal camino, y me arrepentiré yo del mal que pienso hacerles por la maldad de sus obras.”

(Jeremías 36:3) “Quizá oiga la casa de Judá todo el mal que yo pienso hacerles, y se arrepienta cada uno de su mal camino, y yo perdonaré su maldad y su pecado.”

(Ezequiel 18:4, 20-32)
El alma que pecare morirá
"4 He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.
20 El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.
El camino de Dios es justo
21 Mas el impío, si se apartare de todos sus pecados que hizo, y guardare todos mis estatutos e hiciere según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no morirá. 22 Todas las transgresiones que cometió, no le serán recordadas; en su justicia que hizo vivirá.
23 ¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?
24 Mas si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad, e hiciere conforme a todas las abominaciones que el impío hizo, ¿vivirá él? Ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta; por su rebelión con que prevaricó, y por el pecado que cometió, por ello morirá.
25 Y si dijereis: No es recto el camino del Señor; oíd ahora, casa de Israel: ¿No es recto mi camino? ¿no son vuestros caminos torcidos?
26 Apartándose el justo de su justicia, y haciendo iniquidad, él morirá por ello; por la iniquidad que hizo, morirá.
27 Y apartándose el impío de su impiedad que hizo, y haciendo según el derecho y la justicia, hará vivir su alma. 28 Porque miró y se apartó de todas sus transgresiones que había cometido, de cierto vivirá; no morirá.
29 Si aún dijere la casa de Israel: No es recto el camino del Señor; ¿no son rectos mis caminos, casa de Israel? Ciertamente, vuestros caminos no son rectos.
30 Por tanto, yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os será la iniquidad causa de ruina.
31 Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel?
32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis."

(Ezequiel 33:10-20) El camino de Dios es justo
"10 Tú, pues, hijo de hombre, di a la casa de Israel: Vosotros habéis hablado así, diciendo: Nuestras rebeliones y nuestros pecados están sobre nosotros, y a causa de ellos somos consumidos; ¿cómo, pues, viviremos?
11 Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?
12 Y tú, hijo de hombre, di a los hijos de tu pueblo: La justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad; y el justo no podrá vivir por su justicia el día que pecare.
13 Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo.
14 Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, 15 si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá.
16 No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente.
17 Luego dirán los hijos de tu pueblo: No es recto el camino del Señor; el camino de ellos es el que no es recto.
18 Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello.
19 Y cuando el impío se apartare de su impiedad, e hiciere según el derecho y la justicia, vivirá por ello.
20 Y dijisteis: No es recto el camino del Señor. Yo os juzgaré, oh casa de Israel, a cada uno conforme a sus caminos."

(Zacarías 1:4) “No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.”

4.
(Salmos 34:14) “Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.”

(Proverbios 12:28) “En el camino de la justicia está la vida; Y en sus caminos no hay muerte.”

(Proverbios 16:17) “El camino de los rectos se aparta del mal; Su vida guarda el que guarda su camino.”

(Amós 5:4) “Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y viviréis;”

(Romanos 2:7) “vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,”

5.
(Hechos 8:14-21) "14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; 15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; 16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.
17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.
18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.
20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.
21 No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios."

6.
(Romanos 1:18) [ La culpabilidad del hombre ]
“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;”

(Romanos 2:8) “pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;”

(2 Tesalonicenses 2:12) “a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”

(Colosenses 3:25) “Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.”

(Isaías 48:22) "No hay paz para los malos, dijo Jehová."

(Isaías 57:21) "No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos."

7. a
(Habacuc 2:9) “9 !!Ay del que codicia injusta ganancia para su casa, para poner en alto su nido, para escaparse del poder del mal!”

(Isaías 5:8-9) Ayes sobre los malvados
“8 !!Ay de los que juntan casa a casa, y añaden heredad a heredad hasta ocuparlo todo! ¿Habitaréis vosotros solos en medio de la tierra? 9 Ha llegado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos, que las muchas casas han de quedar asoladas, sin morador las grandes y hermosas.”

(Jeremías 22:13) “13 !!Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo!”

8, 7. b
(Eclesiástico 5:1-8) La falsa seguridad del rico y del pecador
“1 No te fíes de tus riquezas ni digas: "Con esto me basta".
2 No dejes que tu deseo y tu fuerza te lleven a obrar según tus caprichos.
3 No digas: "¿Quién podrá dominarme?", porque el Señor da a cada uno su merecido.
4 No digas: "Pequé, ¿y qué me sucedió?", porque el Señor es paciente.
5 No estés tan seguro del perdón, mientras cometes un pecado tras otro.
6 No digas: "Su compasión es grande; él perdonará la multitud de mis pecados",
porque en él está la misericordia, pero también la ira, y su indignación recae sobre los pecadores.
7 No tardes en volver al Señor, dejando pasar un día tras otro, porque la ira del Señor irrumpirá súbitamente y perecerás en el momento del castigo.
8 No te fíes de las riquezas adquiridas injustamente: de nada te servirán en el día de la desgracia.”

(Eclesiástico 31:5-7) Peligro de las riquezas
“5 El que ama el oro nunca podrá ser justo, y el afán de lucro hace extraviar a un hombre.
6 Muchos acabaron en la ruina por culpa del oro y se enfrentaron con su propia perdición,
7 porque el oro es una trampa para los que se enloquecen por él, y todos los insensatos se dejan atrapar.”

(Eclesiástico 40:13-14) “13 La riqueza de los injustos se secará como un torrente, es como el fragor de un trueno que estalla en la tormenta.
14 Cuando uno de ellos se apodera de algo, se alegra, pero los transgresores desaparecerán por completo.”

(Sofonías 1:18) “18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.”

(Ezequiel 7:19) “Arrojarán su plata en las calles, y su oro será desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día del furor de Jehová; no saciarán su alma, ni llenarán sus entrañas, porque ha sido tropiezo para su maldad.”

(Proverbios 1:31-32) “31 Comerán del fruto de su camino, Y serán hastiados de sus propios consejos.
32 Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder;”

(Proverbios 11:4) “No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; Mas la justicia librará de muerte.”

(Proverbios 11:28) “El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos reverdecerán como ramas.”

(Proverbios 20:21) “21 Los bienes que se adquieren de prisa al principio, No serán al final bendecidos.”

(Proverbios 28:20) “El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones;
Mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa.”

(Proverbios 28:22) “Se apresura a ser rico el avaro, Y no sabe que le ha de venir pobreza.”

(Salmos 49:1-14, 16-20) La insensatez de confiar en las riquezas.
“1 Oíd esto, pueblos todos; Escuchad, habitantes todos del mundo, 2 Así los plebeyos como los nobles, El rico y el pobre juntamente. 3 Mi boca hablará sabiduría, Y el pensamiento de mi corazón inteligencia.
4 Inclinaré al proverbio mi oído; Declararé con el arpa mi enigma.
5 ¿Por qué he de temer en los días de adversidad, Cuando la iniquidad de mis opresores me rodeare?
6 Los que confían en sus bienes, Y de la muchedumbre de sus riquezas se jactan, 7 Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, Ni dar a Dios su rescate 8 (Porque la redención de su vida es de gran precio, Y no se logrará jamás), 9 Para que viva en adelante para siempre, Y nunca vea corrupción. 10 Pues verá que aun los sabios mueren; Que perecen del mismo modo que el insensato y el necio, Y dejan a otros sus riquezas.
11 Su íntimo pensamiento es que sus casas serán eternas, Y sus habitaciones para generación y generación;
Dan sus nombres a sus tierras.
12 Mas el hombre no permanecerá en honra; Es semejante a las bestias que perecen.
13 Este su camino es locura; Con todo, sus descendientes se complacen en el dicho de ellos.
14 Como a rebaños que son conducidos al Seol, La muerte los pastoreará,
Y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana;
Se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada.
16 No temas cuando se enriquece alguno, Cuando aumenta la gloria de su casa;
17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.
18 Aunque mientras viva, llame dichosa a su alma, Y sea loado cuando prospere,
19 Entrará en la generación de sus padres, Y nunca más verá la luz.
20 El hombre que está en honra y no entiende, Semejante es a las bestias que perecen.”

(Salmos 52:6-7) “6 Verán los justos, y temerán; Se reirán de él, diciendo:
7 He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza,
Sino que confió en la multitud de sus riquezas, Y se mantuvo en su maldad.”

(Salmos 73:3-9, 11-12, 16-20) El destino de los malos
“3 Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos.
4 Porque no tienen congojas por su muerte, Pues su vigor está entero.
5 No pasan trabajos como los otros mortales, Ni son azotados como los demás hombres.
6 Por tanto, la soberbia los corona; Se cubren de vestido de violencia.
7 Los ojos se les saltan de gordura; Logran con creces los antojos del corazón.
8 Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia; Hablan con altanería.
9 Ponen su boca contra el cielo, Y su lengua pasea la tierra.
11 Y dicen: ¿Cómo sabe Dios? ¿Y hay conocimiento en el Altísimo?
12 He aquí estos impíos, Sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas.
16 Cuando pensé para saber esto, Fue duro trabajo para mí,
17 Hasta que entrando en el santuario de Dios, Comprendí el fin de ellos.
18 Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En asolamientos los harás caer.
19 !!Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores.
20 Como sueño del que despierta, Así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia.”

(Salmos 92:7) “7 Cuando brotan los impíos como la hierba,
Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente.”

(Lucas 6:24-25) “24 Mas !!ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo.
25 !!Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre.”

(Lucas 12:15) “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.”

(Lucas 16:19-31) El rico y Lázaro
"19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,
21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.
22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.
23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.
25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.
26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.
27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,
28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento.
29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.
30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.
31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos."

(Lucas 18:24-25) “24 Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: !!Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! 25 Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.”

(Marcos 10:23-24) “Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: !!Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, !!cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!”

(1 Timoteo 6:17) “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.”

(Santiago 5:1-6) Contra los ricos opresores.
“1 !!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.”

Anuncios