Archivo de la categoría: Capitulo 97

El Libro de Enoc. Capitulo 97

CAPITULO 97

1. Creed, oh justos, porque los pecadores serán avergonzados y perecerán el día de la iniquidad.
(Salmos 6:10), (Salmos 25:3), (Salmos 129:4-7), (Isaías 41:11), (Isaías 44:10-11), (Isaías 45:16), (Isaías 45:24), (Jeremías 17:13), (Jeremías 20:11-12), (Job 36:10-13), (Salmos 37:20), (Salmos 68:2), (Salmos 73:27), (Salmos 92:9), (Jeremías 10:14-16), (Jeremías 51:17-19), (Romanos 2:12), (2 Pedro 2:12-13)

2. Sabed pecadores que el Más Alto está pendiente de vuestra destrucción y que los ángeles del cielo se alegran por vuestra perdición.
(Proverbios 11:10)

3. ¿Qué vais a hacer pecadores y a dónde huiréis el día del juicio cuando escuchéis el murmullo de la oración de los justos?
(Lucas 3:7)

4. Os irá como a aquellos contra quienes estas palabras serán un testimonio: “Sois cómplices de pecado”.

5. En esos días la oración de los justos llegará hasta el Señor y llegarán los días del juicio para vosotros.
(Salmos 141:2), (Apocalipsis 5:8), (Apocalipsis 8:3-4)

6. Se leerán ante el Santo y el Justo todas las palabras sobre vuestra injusticia,
se os llenará la cara de vergüenza y Él rechazará toda obra basada en la injusticia.
(Mateo 12:36), (Daniel 7:10), (Apocalipsis 20:12)

7. ¡Desgracia que estáis en medio del océano o sobre el continente, porque su memoria es funesta para vosotros!

8. ¡Desgracia para vosotros que adquirís el oro y la plata con la injusticia! Decís: “Hemos llegado a ser ricos, a tener fortuna y propiedades y hemos conseguido lo que hemos deseado;
(Eclesiástico 31:5-7), (Eclesiástico 40:13-14), (Sofonías 1:18), (Ezequiel 7:19), (Proverbios 1:31-32), (Proverbios 11:4), (Proverbios 11:28), (Proverbios 20:21), (Proverbios 28:20), (Salmos 49:1-14, 16-20), (Salmos 52:6-7), (Jeremías 22:13-17), (Lucas 6:24-25), (Santiago 5:1-6)

9. realicemos ahora nuestros proyectos, porque hemos acumulado plata, llenan nuestros depósitos hasta el borde, como agua, y numerosos son nuestros trabajadores”.
(Amós 8:4-6)

10. Como agua se derramarán vuestras quimeras, porque vuestra riqueza no permanecerá, sino que súbitamente volara de vosotros, porque la habéis adquirido con injusticia y seréis entregados a una gran maldición.
(Jeremías 17:11), (Eclesiástico 5:1-8), (Proverbios 23:5), (Habacuc 2:4-17), (Romanos 2:8), (2 Tesalonicenses 2:12), (2 Pedro 2:13)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Salmos 6:10) “10 Se avergonzarán y se turbarán mucho todos mis enemigos; Se volverán y serán avergonzados de repente.”

(Salmos 25:3) “Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;
Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.”

(Salmos 129:4-7) “4 Jehová es justo; Cortó las coyundas de los impíos.
5 Serán avergonzados y vueltos atrás Todos los que aborrecen a Sion.
6 Serán como la hierba de los tejados, Que se seca antes que crezca;
7 De la cual no llenó el segador su mano, Ni sus brazos el que hace gavillas.”

(Isaías 41:11) “He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos;
serán como nada y perecerán los que contienden contigo.”

(Isaías 44:10-11) “10 ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho?
11 He aquí que todos los suyos serán avergonzados, porque los artífices mismos son hombres. Todos ellos se juntarán, se presentarán, se asombrarán, y serán avergonzados a una.”

(Isaías 45:16) “Confusos y avergonzados serán todos ellos; irán con afrenta todos los fabricadores de imágenes.”

(Isaías 45:24) “Y se dirá de mí: Ciertamente en Jehová está la justicia y la fuerza; a él vendrán,
y todos los que contra él se enardecen serán avergonzados.”

(Jeremías 17:13) “!!Oh Jehová, esperanza de Israel! todos los que te dejan serán avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos en el polvo, porque dejaron a Jehová, manantial de aguas vivas.”

(Jeremías 20:11-12) “11 Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán;
serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.
12 Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque a ti he encomendado mi causa.”

(Job 36:10-13) “10 Despierta además el oído de ellos para la corrección, Y les dice que se conviertan de la iniquidad.
11 Si oyeren, y le sirvieren, Acabarán sus días en bienestar, Y sus años en dicha.
12 Pero si no oyeren, serán pasados a espada, Y perecerán sin sabiduría.
13 Mas los hipócritas de corazón atesoran para sí la ira, Y no clamarán cuando él los atare.”

(Salmos 37:20) “Mas los impíos perecerán, Y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros Serán consumidos; se disiparán como el humo.”

(Salmos 68:2) “Como es lanzado el humo, los lanzarás; Como se derrite la cera delante del fuego, Así perecerán los impíos delante de Dios.”

(Salmos 73:27) “Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.”

(Salmos 92:9) “Porque he aquí tus enemigos, oh Jehová, Porque he aquí, perecerán tus enemigos;
Serán esparcidos todos los que hacen maldad.”

(Jeremías 10:14-16) “14 Todo hombre se embrutece, y le falta ciencia; se avergüenza de su ídolo todo fundidor, porque mentirosa es su obra de fundición, y no hay espíritu en ella.
15 Vanidad son, obra vana; al tiempo de su castigo perecerán.
16 No es así la porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la vara de su heredad; Jehová de los ejércitos es su nombre.”

(Jeremías 51:17-19) “17 Todo hombre se ha infatuado, y no tiene ciencia; se avergüenza todo artífice de su escultura, porque mentira es su ídolo, no tiene espíritu.
18 Vanidad son, obra digna de burla; en el tiempo del castigo perecerán.
19 No es como ellos la porción de Jacob; porque él es el Formador de todo, e Israel es el cetro de su herencia; Jehová de los ejércitos es su nombre.”

(Romanos 2:12) “Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;”

(2 Pedro 2:12-13) “12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición, 13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.”

2.
(Proverbios 11:10) “10 En el bien de los justos la ciudad se alegra;
Mas cuando los impíos perecen hay fiesta.”

3.
(Lucas 3:7) “Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: !!Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?”

5.
(Salmos 141:2) “2 Suba mi oración delante de ti como el incienso, El don de mis manos como la ofrenda de la tarde.”

(Apocalipsis 5:8) “8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;”

(Apocalipsis 8:3-4) “3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.
4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.”

6.
(Mateo 12:36) “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.”

(Daniel 7:10) “Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.”

(Apocalipsis 20:12) “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos,
y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.”

8.
(Eclesiástico 31:5-7) Peligro de las riquezas
“5 El que ama el oro nunca podrá ser justo, y el afán de lucro hace extraviar a un hombre.
6 Muchos acabaron en la ruina por culpa del oro y se enfrentaron con su propia perdición,
7 porque el oro es una trampa para los que se enloquecen por él, y todos los insensatos se dejan atrapar.”

(Eclesiástico 40:13-14) “13 La riqueza de los injustos se secará como un torrente, es como el fragor de un trueno que estalla en la tormenta.
14 Cuando uno de ellos se apodera de algo, se alegra, pero los transgresores desaparecerán por completo.”

(Sofonías 1:18) “18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.”

(Ezequiel 7:19) “Arrojarán su plata en las calles, y su oro será desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día del furor de Jehová; no saciarán su alma, ni llenarán sus entrañas, porque ha sido tropiezo para su maldad.”

(Proverbios 1:31-32) “31 Comerán del fruto de su camino, Y serán hastiados de sus propios consejos.
32 Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder;”

(Proverbios 11:4) “No aprovecharán las riquezas en el día de la ira;
Mas la justicia librará de muerte.”

(Proverbios 11:28) “El que confía en sus riquezas caerá;
Mas los justos reverdecerán como ramas.”

(Proverbios 20:21) “21 Los bienes que se adquieren de prisa al principio, No serán al final bendecidos.”

(Proverbios 28:20) “El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones;
Mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa.”

(Salmos 49:1-14, 16-20) La insensatez de confiar en las riquezas.
“1 Oíd esto, pueblos todos; Escuchad, habitantes todos del mundo, 2 Así los plebeyos como los nobles, El rico y el pobre juntamente. 3 Mi boca hablará sabiduría, Y el pensamiento de mi corazón inteligencia.
4 Inclinaré al proverbio mi oído; Declararé con el arpa mi enigma.
5 ¿Por qué he de temer en los días de adversidad, Cuando la iniquidad de mis opresores me rodeare?
6 Los que confían en sus bienes, Y de la muchedumbre de sus riquezas se jactan, 7 Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, Ni dar a Dios su rescate 8 (Porque la redención de su vida es de gran precio, Y no se logrará jamás), 9 Para que viva en adelante para siempre, Y nunca vea corrupción. 10 Pues verá que aun los sabios mueren; Que perecen del mismo modo que el insensato y el necio, Y dejan a otros sus riquezas.
11 Su íntimo pensamiento es que sus casas serán eternas, Y sus habitaciones para generación y generación;
Dan sus nombres a sus tierras.
12 Mas el hombre no permanecerá en honra; Es semejante a las bestias que perecen.
13 Este su camino es locura; Con todo, sus descendientes se complacen en el dicho de ellos.
14 Como a rebaños que son conducidos al Seol, La muerte los pastoreará,
Y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana;
Se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada.
16 No temas cuando se enriquece alguno, Cuando aumenta la gloria de su casa;
17 Porque cuando muera no llevará nada, Ni descenderá tras él su gloria.
18 Aunque mientras viva, llame dichosa a su alma, Y sea loado cuando prospere,
19 Entrará en la generación de sus padres, Y nunca más verá la luz.
20 El hombre que está en honra y no entiende, Semejante es a las bestias que perecen.”

(Salmos 52:6-7) “6 Verán los justos, y temerán; Se reirán de él, diciendo:
7 He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza,
Sino que confió en la multitud de sus riquezas, Y se mantuvo en su maldad.”

(Jeremías 22:13-17) “13 !!Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo!
14 Que dice: Edificaré para mí casa espaciosa, y salas airosas; y le abre ventanas, y la cubre de cedro, y la pinta de bermellón.
15 ¿Reinarás, porque te rodeas de cedro? ¿No comió y bebió tu padre, e hizo juicio y justicia, y entonces le fue bien?
16 El juzgó la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mí? dice Jehová.
17 Mas tus ojos y tu corazón no son sino para tu avaricia, y para derramar sangre inocente, y para opresión y para hacer agravio.”

(Lucas 6:24-25) “24 Mas !!ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo.
25 !!Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados! porque tendréis hambre.”

(Santiago 5:1-6) Contra los ricos opresores.
“1 !!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.”

9.
(Amós 8:4-6) "4 Oíd esto, los que explotáis a los menesterosos, y arruináis a los pobres de la tierra, 5 diciendo: ¿Cuándo pasará el mes, y venderemos el trigo; y la semana, y abriremos los graneros del pan, y achicaremos la medida, y subiremos el precio, y falsearemos con engaño la balanza, 6 para comprar los pobres por dinero, y los necesitados por un par de zapatos, y venderemos los desechos del trigo?"

10.
(Jeremías 17:11) “Como la perdiz que cubre lo que no puso, es el que injustamente amontona riquezas; en la mitad de sus días las dejará, y en su postrimería será insensato.”

(Eclesiástico 5:1-8) La falsa seguridad del rico y del pecador
“1 No te fíes de tus riquezas ni digas: "Con esto me basta".
2 No dejes que tu deseo y tu fuerza te lleven a obrar según tus caprichos.
3 No digas: "¿Quién podrá dominarme?", porque el Señor da a cada uno su merecido.
4 No digas: "Pequé, ¿y qué me sucedió?", porque el Señor es paciente.
5 No estés tan seguro del perdón, mientras cometes un pecado tras otro.
6 No digas: "Su compasión es grande; él perdonará la multitud de mis pecados",
porque en él está la misericordia, pero también la ira, y su indignación recae sobre los pecadores.
7 No tardes en volver al Señor, dejando pasar un día tras otro, porque la ira del Señor irrumpirá
súbitamente y perecerás en el momento del castigo.
8 No te fíes de las riquezas adquiridas injustamente: de nada te servirán en el día de la desgracia.”

(Proverbios 23:5) “¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas Como alas de águila, y volarán al cielo.”

(Habacuc 2:4-17) “4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.
5 Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos.
Ayes contra los injustos
6 ¿No han de levantar todos éstos refrán sobre él, y sarcasmos contra él? Dirán: !!Ay del que multiplicó lo que no era suyo! ¿Hasta cuándo había de acumular sobre sí prenda tras prenda?
7 ¿No se levantarán de repente tus deudores, y se despertarán los que te harán temblar, y serás despojo para ellos?
8 Por cuanto tú has despojado a muchas naciones, todos los otros pueblos te despojarán, a causa de la sangre de los hombres, y de los robos de la tierra, de las ciudades y de todos los que habitan en ellas.
9 !!Ay del que codicia injusta ganancia para su casa, para poner en alto su nido, para escaparse del poder del mal!
10 Tomaste consejo vergonzoso para tu casa, asolaste muchos pueblos, y has pecado contra tu vida.
11 Porque la piedra clamará desde el muro, y la tabla del enmaderado le responderá.
12 !!Ay del que edifica la ciudad con sangre, y del que funda una ciudad con iniquidad!
13 ¿No es esto de Jehová de los ejércitos? Los pueblos, pues, trabajarán para el fuego, y las naciones se fatigarán en vano.
14 Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.
15 !!Ay del que da de beber a su prójimo! !!Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez!
16 Te has llenado de deshonra más que de honra; bebe tú también, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria.
17 Porque la rapiña del Líbano caerá sobre ti, y la destrucción de las fieras te quebrantará, a causa de la sangre de los hombres, y del robo de la tierra, de las ciudades y de todos los que en ellas habitaban.”

(Romanos 2:8) “pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;”

(2 Tesalonicenses 2:12) “a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”

(2 Pedro 2:13) “recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.”

Anuncios