Archivo del sitio

El Libro de Enoc. Capitulo 36

CAPITULO 36

1. Desde allí fui transportado a la extremidad sur de la tierra y allí me fueron mostradas sus tres puertas abiertas del viento sur: para el rocío, la lluvia y el viento.

2. Y desde allí fui transportado al límite oriental del cielo y vi las tres puertas orientales abiertas las tres puertas orientales del cielo y encima de ellas unas puertas pequeñas

3. Por cada una de estas puertas pequeñas pasan las estrellas del cielo y corren por el curso trazado para ellas hacia el occidente.

4. Al ver esto bendije todo el tiempo al Señor de Gloria, y continuaré bendiciendo al Señor de Gloria, que ha realizado grandes y magníficos prodigios para mostrar la grandeza de su obra a los ángeles, a los espíritus y a los humanos, para que ellos puedan alabar esa obra, toda su creación, para que puedan ver la manifestación de su poder y alaben la grandiosa obra de sus manos y le bendigan por siempre.
(Salmos 145:9-12), (Salmos 106:1-2), (Salmos 107:21-22)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

4.
(Salmos 145:9-12)
“9 Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras.
10 Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, Y tus santos te bendigan.
11 La gloria de tu reino digan, Y hablen de tu poder,
12 Para hacer saber a los hijos de los hombres sus poderosos hechos,
Y la gloria de la magnificencia de su reino.”

(Salmos 106:1-2)
“1 Aleluya. Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia.
2 ¿Quién expresará las poderosas obras de Jehová? ¿Quién contará sus alabanzas?”

(Salmos 107:21-22)
“21 Alaben la misericordia de Jehová, Y sus maravillas para con los hijos de los hombres;
22 Ofrezcan sacrificios de alabanza, Y publiquen sus obras con júbilo.”

El Libro de Enoc. Capitulo 22

CAPITULO 22

1. Desde allí fui a otra parte, a una montaña de roca dura;

2. había ahí cuatro pozos profundos, anchos y muy lisos. Y dije: “¡Qué lisos son estos huecos y qué profundos y oscuros se ven!”.
(Proverbios 15:24)

3. En ese momento, Rafael el Vigilante y el Santo, que estaba conmigo, me respondió diciendo:
“Estas cavidades han sido creadas con el siguiente propósito;
que los espíritus de las almas de los muertos puedan reunirse y que todas las almas de los hijos de los hombres se reúnan ahí. Así pues esos son los pozos que les servirán de cárcel;
(1 Pedro 3:18-20), (1 Pedro 4:6), (Salmos 68:18), (Efesios 4:8-10)

4. “Están hechos para tal cosa, hasta el día en que sean juzgados hasta momento del gran juicio que se les hará el último día”.
(1 Pedro 3:18-20), (1 Pedro 4:6), (Salmos 68:18), (Efesios 4:8-10)

5. Vi allí al espíritu de un hombre muerto acusando, y su lamento subía hasta el cielo, gritando y acusando.
(Génesis 4:10)

6. Entonces pregunté a Rafael el Vigilante y el Santo, que estaba conmigo: “¿De quién es este espíritu que está acusando que se queja de tal modo que sube hasta el cielo gritando y acusando?”.

7. Me respondió diciendo: “Este es el espíritu que salió de Abel, a quien su hermano Caín asesinó;
él lo acusa hasta que su semilla sea eliminada de la faz de la tierra y su semilla desaparezca de linaje de los hombres”.
(Génesis 4:3-8), (Génesis 4:9-11), (Mateo 23:35), (Lucas 11:51), (1 Juan 3:12), (Judas 1:10-11)

8. Entonces pregunté observando todos los pozos: “¿Por qué están separados unos de otros?”

9. Me respondió diciendo: “Esos tres han sido hechos para que los espíritus de los muertos puedan estar separados.
Así una división ha sido hecha para los espíritus de los justos, en la cual brota una fuente de agua viva.
(Apocalipsis 14:13), (Juan 4:14), (Juan 7:38), (Apocalipsis 22:1)

10. “Y así ha sido hecha ésta para los pecadores cuando mueren y son sepultados
y no se ha ejecutado juicio contra ellos en vida.
(Éxodo 23:7), (Eclesiástico 9:11-12)

11. “Aquí sus espíritus serán colocados aparte, para esta gran pena, hasta el día del gran juicio
y castigados y atormentados para siempre quienes merecen tal retribución por sus espíritus.
(Eclesiástico 21:10), (Job 24:19-20), (Job 7:9-11), (Sabiduría 16:14), (Job 14:11-13), (Salmos 17:13-15), (Daniel 12:2), (Mateo 25:46), (Juan 5:28-29), (Hechos 24:15)

12. “Esta división ha sido separada para quienes presentan su queja y denuncian su destrucción cuando fueron asesinados en los días de los pecadores.

13. También ha sido hecha ésta para los espíritus de los hombres que no fueron justos sino pecadores, para todos los transgresores y los cómplices de la trasgresión;
que en el día del juicio serán afligidos fuera de allí,
pero no serán resucitados desde allí”.
(Salmos 1:5-6), (Apocalipsis 20:5), (Salmos 119:155), (Eclesiástico 41:5-11), (Sabiduría 1:16), (Sabiduría 2:21-24), (Sabiduría 3:10), (Sabiduría 4:20), (Sabiduría 5:13-14), (Job 8:11-14), (Job 27:7-10)

14. Entonces bendije al Señor de Majestad y dije:
“Bendito sea el juicio de justicia y bendito sea el Señor de Majestad y Justicia que es el Señor del mundo”.
(1 Reyes 8:32)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2.
(Proverbios 15:24) “El camino de la vida es hacia arriba al entendido, Para apartarse del Seol abajo.”

3, 4.
(1 Pedro 3:18-20) “18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;
19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.”

(1 Pedro 4:6) "Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios."

(Salmos 68:18) “18 Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, Tomaste dones para los hombres, Y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios.”

(Efesios 4:8-10) “8 Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.”

5.
(Génesis 4:10) “10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.”

7.
(Génesis 4:3-8)
“3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.
4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;
5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?
7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.
8 Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.”

(Génesis 4:9-11) “9 Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?
10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.
11 Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.”

(Mateo 23:35) “35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.”

(Lucas 11:51) “51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación.”

(1 Juan 3:12) “12 No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.”

(Judas 1:10-11) “10 Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. 11 !!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré.”

9.
(Apocalipsis 14:13) “Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.”

(Juan 4:14) “14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.”

(Juan 7:38) “38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.”

(Apocalipsis 22:1) “1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.”

10.
(Éxodo 23:7) “De palabra de mentira te alejarás, y no matarás al inocente y justo;
porque yo no justificaré al impío.”

(Eclesiástico 9:11-12)
“11 No envidies la gloria del pecador, porque no sabes cuál será su suerte.
12 No te deleites en lo que deleita a los impíos:
recuerda que bajarán al Abismo sin ser justificados.”

11.
(Eclesiástico 21:10) “10 El camino de los pecadores está despejado de piedras,
pero desemboca en lo profundo del Abismo.”

(Job 24:19-20) “19 La sequía y el calor arrebatan las aguas de la nieve;
Así también el Seol a los pecadores.
20 Los olvidará el seno materno; de ellos sentirán los gusanos dulzura;
Nunca más habrá de ellos memoria, Y como un árbol los impíos serán quebrantados.”

(Job 7:9-11) “9 Como la nube se desvanece y se va,
Así el que desciende al Seol no subirá;
10 No volverá más a su casa, Ni su lugar le conocerá más.”

(Sabiduría 16:14) “14 El hombre, en su malicia, puede matar,
pero no hace volver el espíritu una vez que se fue,
ni libera al alma recibida por el Abismo.”

(Job 14:11-13) “11 Como las aguas se van del mar, Y el río se agota y se seca,
12 Así el hombre yace y no vuelve a levantarse;
Hasta que no haya cielo, no despertarán, Ni se levantarán de su sueño.
13 !!Oh, quién me diera que me escondieses en el Seol,
Que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira, Que me pusieses plazo, y de mí te acordaras!”

(Salmos 17:13-15) “13 Levántate, oh Jehová; Sal a su encuentro, póstrales;
Libra mi alma de los malos con tu espada, 14 De los hombres con tu mano, oh Jehová,
De los hombres mundanos, cuya porción la tienen en esta vida,
Y cuyo vientre está lleno de tu tesoro. Sacian a sus hijos, Y aun sobra para sus pequeñuelos.”

(Daniel 12:2) “2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados,
unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.”

(Mateo 25:46) “E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”

(Juan 5:28-29) “28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;
29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida;
mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación”.

(Hechos 24:15) “teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos.”

13.
(Salmos 1:5-6) “5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
Ni los pecadores en la congregación de los justos.
6 Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá.”

(Apocalipsis 20:5) “5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años.
Esta es la primera resurrección.”

(Salmos 119:155) “Lejos está de los impíos la salvación, Porque no buscan tus estatutos.”

(Eclesiástico 41:5-11) El castigo de los impíos
“5 Los hijos de los pecadores son gente abominable que frecuentan las casas de los impíos.
6 La herencia de los hijos de los pecadores va a la ruina, con su descendencia se perpetúa su infamia.
7 Un padre impío se atrae los reproches de sus hijos, porque es a él a quien deben su infamia.
8 ¡Ay de ustedes, hombres impíos, que han abandonado la Ley del Dios Altísimo!
9 Si ustedes nacen, nacen para la maldición, y si mueren, les tocará en suerte la maldición.
10 Todo lo que sale de la tierra, vuelve a la tierra: así pasan los impíos, de la maldición a la ruina.
11 Los hombres se lamentan porque perece su cuerpo, y en cuanto a los pecadores, hasta su mal nombre se borrará.”

(Sabiduría 1:16) Concepción de la vida según los impíos
“16 Pero los impíos llaman a la muerte con gestos y palabras:
teniéndola por amiga, se desviven por ella y han hecho con ella un pacto,
porque son dignos de pertenecerle.”

(Sabiduría 2:21-24) Reflexión sobre el error de los impíos
“21 Así razonan ellos, pero se equivocan, porque su malicia los ha enceguecido.
22 No conocen los secretos de Dios, no esperan retribución por la santidad,
ni valoran la recompensa de las almas puras.
23 Dios creó al hombre para que fuera incorruptible y lo hizo a imagen de su propia naturaleza,
24 pero por la envidia del demonio entró la muerte en el mundo,
y los que pertenecen a él tienen que padecerla.”

(Sabiduría 3:10) “10 Pero los impíos tendrán un castigo conforme a sus razonamientos,
porque desdeñaron al justo y se apartaron del Señor.”

(Sabiduría 4:20) El desconcierto de los impíos en el Juicio
“20 Cuando se haga el recuento de sus pecados, llegarán atemorizados,
y sus iniquidades se levantarán contra ellos para acusarlos.”

(Sabiduría 5:13-14) “13 Así también nosotros, desaparecimos apenas nacidos
y no tenemos para mostrar ninguna señal de virtud,
porque nos hemos consumido en nuestra maldad".
14 Sí, la esperanza del impío es como brizna llevada por el viento, como espuma ligera arrastrada por el huracán: ella se disipa como el humo por el viento, se desvanece como el recuerdo del huésped de un día.”

(Job 8:11-14) “11 ¿Crece el junco sin lodo? ¿Crece el prado sin agua?
12 Aun en su verdor, y sin haber sido cortado, Con todo, se seca primero que toda hierba.
13 Tales son los caminos de todos los que olvidan a Dios;
Y la esperanza del impío perecerá;
14 Porque su esperanza será cortada, Y su confianza es tela de araña.”

(Job 27:7-10) “7 Sea como el impío mi enemigo, Y como el inicuo mi adversario.
8 Porque ¿cuál es la esperanza del impío, por mucho que hubiere robado,
Cuando Dios le quitare la vida?
9 ¿Oirá Dios su clamor Cuando la tribulación viniere sobre él?
10 ¿Se deleitará en el Omnipotente? ¿Invocará a Dios en todo tiempo?”

14.
(1 Reyes 8:32) “tú oirás desde el cielo y actuarás, y juzgarás a tus siervos, condenando al impío y haciendo recaer su proceder sobre su cabeza, y justificando al justo para darle conforme a su justicia.”

El Libro de Enoc. Capitulo 20

CAPITULO 20

1. He aquí los nombres de los santos ángeles que vigilan:
(Apocalipsis 8:2), (Hebreos 1:7), (Apocalipsis 1:4), (Apocalipsis 4:5), (Apocalipsis 5:6), (Zacarías 4:10) (Apocalipsis 1:16), (Apocalipsis 1:20), (Zacarías 3:9), (Apocalipsis 2:1), (Apocalipsis 3:1), (Apocalipsis 15:6)

2. Uriel, uno de los santos ángeles, llamado el del trueno y el temblor;
(APOCALIPSIS DE ESDRAS C. II:1-3, C. III:20, C. X:27-30)

3. Rafael, otro de los santos ángeles, el de los espíritus de los humanos;
(Tobías 12:15), (Tobías 3:16-17), (Tobías 5:4-17), (Tobías 6), (Tobías 12:15-22)

4. Ra’u’el, otro de los santos ángeles, que se venga del mundo de las luminarias;

5. Miguel, otro de los santos ángeles, encargados de la mejor parte de la humanidad y del pueblo;
(Daniel 10:13), (Daniel 10:21), (Daniel 12:1), (Judas 1:9), (Apocalipsis 12:7)

6. Sariel, otro de los santos ángeles, encargado de los espíritus de los hijos de los hombres que pecan en espíritu;

7. Gabriel; otro de los santos ángeles, encargado del paraíso, las serpientes y los querubines;
(Daniel 8:16), (Daniel 9:21), (Lucas 1:19), (Lucas 1:26), (Génesis 3:24), (Éxodo 25:18-22), (Ezequiel 10:4-5)

8. Remeiel, otros de los santos ángeles, al que Dios ha encargado de los resucitados.
(Mateo 28:2, 5), (Marcos 16:5)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Apocalipsis 8:2) “2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas.”

(Hebreos 1:7) "7 Ciertamente de los ángeles dice:
El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.”

(Apocalipsis 1:4) “Juan, a las siete iglesias que están en Asia:
Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir,
y de los siete espíritus que están delante de su trono;”

(Apocalipsis 4:5) “Y del trono salían relámpagos y truenos y voces;
y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.”

(Apocalipsis 5:6) “Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.”

(Zacarías 4:10) “Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel.
Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra.”

(Apocalipsis 1:16) “Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.”

(Apocalipsis 1:20) “El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.”

(Zacarías 3:9) “Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día.”

(Apocalipsis 2:1) [ Mensajes a las siete iglesias: El mensaje a Efeso ]
“Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:”

(Apocalipsis 3:1) “Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios,
y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.”

(Apocalipsis 15:6) “y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro.”

2. Uriel
APOCALIPSIS DE ESDRAS CAPITULO II
1. El ángel que había sido enviado hacia mí y que se llamaba Uriel me respondió:
2. ¿No estaría extrañado tu espíritu de poseer el designio de la majestad del Altísimo?
3. Seguramente, Señor, le dije,
Prosiguió: He sido enviado para mostrarte tres caminos y proponerte tres parábolas,

APOCALIPSIS DE ESDRAS CAPITULO III
20. Ayuné durante siete días, afligido y llorando como lo había prescrito el ángel Uriel.

APOCALIPSIS DE ESDRAS CAPITULO X
27. Cuando la miré, la mujer no estaba ya allí; había una ciudad construida, vi el inmenso emplazamiento de sus fundaciones; sentí miedo y grité 28. Diciendo: ¿Dónde está el ángel Uriel que vino antes hacia mí? ¿Por qué me ha hecho buscar todo esto, para que el final de mi vida sea presa de las penas y mi oración del oprobio?
29. Mientras le hablaba así, este ángel que antes vino hacia mí, se me acercó.
30. Me encontró estirado como un cadáver privado de sentimiento; me tomó la mano derecha, me dio fuerzas, me puso derecho sobre mis pies.

3. Rafael,
(Tobías 12:15) “Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia".

(Tobías 3:16-17) La misión del ángel Rafael
3:16 A un mismo tiempo, fueron acogidas favorablemente ante la gloria de Dios las plegarias de Tobit y de Sara,
3:17 y fue enviado Rafael para curar a los dos: para quitar las manchas blancas de los ojos de Tobit, a fin de que viera con ellos la luz de Dios, y para dar a Sara, hija de Ragüel, como esposa a Tobías, hijo de Tobit, librándola del malvado demonio Asmodeo. Porque Tobías tenía derecho a ser su esposo, antes que todos los demás pretendientes. En aquel mismo momento, Tobit volvía del patio al interior de su casa, y Sara, hija de Ragüel, bajaba de la habitación alta.

(Tobías 5:4-17) El encuentro de Tobías con el ángel Rafael
5:4 Tobías salió a buscar un buen guía, que conociera el camino para ir con él a Media. Afuera encontró al ángel Rafael, que estaba de pie frente a él y, sin sospechar que era un ángel de Dios,
5:5 le preguntó: "¿De dónde eres, amigo?" El ángel le respondió: "Soy uno de tus hermanos israelitas, y he venido a buscar trabajo por aquí". Tobías le dijo: "¿Conoces el camino para ir a Media?"
5:6 "¡Por supuesto!, le respondió el ángel. He estado allí muchas veces y conozco todos los caminos de memoria. He ido frecuentemente a Media y me he alojado en casa de Gabael, uno de nuestros hermanos, que vive en Ragués de Media. Hay dos días de camino desde Ecbátana hasta Ragués, porque Ragués está situada en la montaña y Ecbátana en medio de la llanura".
5:7 Tobías le dijo: "Espérame, amigo, mientras voy a avisar a mi padre, porque necesito que vengas conmigo. Yo te pagaré tu sueldo".
5:8 El ángel le respondió: "Te espero aquí, pero no tardes".
5:9 Tobías entró a avisar a su padre que había encontrado a uno de sus hermanos israelitas. Y Tobit le dijo: "Preséntamelo, para que yo sepa a qué familia y a qué tribu pertenece. Quiero saber si se puede confiar en él para que te acompañe". Tobías salió a llamarlo y le dijo: "Amigo, mi padre te llama".
El diálogo de Tobit con el ángel
5:10 El ángel entró en la casa, Tobit lo saludó primero y aquel le respondió: "Mis parabienes, hermano". Pero Tobit le dijo: "¿Qué alegría puedo tener? Estoy ciego, no veo más la luz del sol y me encuentro sumergido en la oscuridad, como los muertos que ya no contemplan la luz. Estoy enterrado en vida; oigo la voz de los hombres, pero no los veo". El ángel le dijo: "¡Ánimo! Dios te curará pronto". Tobit añadió: "Mi hijo Tobías desea ir a Media. ¿Podrías tú acompañarlo como guía? Yo te pagaré un sueldo, hermano". El ángel le respondió: "Estoy dispuesto a acompañarlo. Conozco todos los caminos; he ido varias veces a Media, he atravesado todas sus llanuras y conozco muy bien los senderos de sus montañas".
5:11 Tobit le preguntó: "¿Quieres decirme, hermano, de qué familia y de qué tribu eres?"
5:12 "¿Qué importa mi tribu?", le dijo el ángel. Tobit insistió: "Quiero saber con seguridad de quién eres hijo y cómo te llamas".
5:13 El ángel le respondió: "Yo soy Azarías, hijo de Ananías el Grande, uno de tus hermanos".
5:14 Tobit le dijo: "¡Bienvenido, hermano, y salud! No tomes a mal que haya querido conocer la verdad acerca de tu familia. Por lo visto, eres un hermano de respetable y noble origen. Conozco a Ananías y a Natán, los dos hijos de Semeías el Grande. Ellos me acompañaban a Jerusalén; allí adoraban junto conmigo, y nunca se apartaron del buen camino. Tus hermanos son hombres de bien y tú eres de buena estirpe. ¡Sé bienvenido!"
5:15 Luego siguió diciendo: "Te pagaré como sueldo una dracma diaria, y tendrás todo lo que necesites, lo mismo que mi hijo.
5:16 Acompáñalo, y yo te daré un sobresueldo". El ángel respondió: "Sí, iré con él, no tengas miedo. Volveremos tan bien como hemos salido, porque el camino es seguro".
5:17 Tobit exclamó: "¡Bendito seas, hermano!" Después llamó a su hijo y le dijo: "Hijo mío, prepara lo necesario para el viaje y parte con tu hermano. El Dios que está en el cielo los proteja y los haga volver a mi lado sanos y salvos. ¡Que su ángel los acompañe con su protección, hijo mío!"

(Tobías 6) El pez del río Tigres

(Tobías 12:15-22) La manifestación de Rafael
12:15 Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia.
12:16 Los dos quedaron desconcertados y cayeron con el rostro en tierra, llenos de temor.
12:17 Pero él les dijo: "No teman, la paz esté con ustedes. Bendigan a Dios eternamente.
v18 Cuando yo estaba con ustedes, no era por mi propia iniciativa, sino por voluntad de Dios. Es a él al que deben bendecir y cantar todos los días.
12:19 Aunque ustedes me veían comer, eso no era más que una apariencia.
12:20 Por eso, bendigan al Señor sobre la tierra y celebren a Dios. Ahora subo a Aquel que me envió. Pongan por escrito todo lo que les ha sucedido". Y en seguida se elevó.
12:21 Cuando se incorporaron, ya no lo pudieron ver más.
12:22 Ellos bendecían a Dios, entonando himnos, y lo celebraban por haber obrado esas maravillas, ya que se les había aparecido un ángel de Dios.

5. Miguel,
(Daniel 10:13) “Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.”

(Daniel 10:21) “Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la verdad; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe.”

(Daniel 12:1) [ El tiempo del fin ] En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.

(Judas 1:9) “Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.”

(Apocalipsis 12:7) “Después hubo una gran batalla en el cielo:
Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;”

7. Gabriel;
(Daniel 8:16) “16 Y oí una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña a éste la visión.”

(Daniel 9:21) “21 aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde.”

(Lucas 1:19) “19 Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas.”

(Lucas 1:26) Anuncio del nacimiento de Jesús
“26 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,”

(Génesis 3:24) “24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.”

(Éxodo 25:18-22) “18 Harás también dos querubines de oro; labrados a martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio.
19 Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos.
20 Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines.
21 Y pondrás el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré.
22 Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.”

(Ezequiel 10:4-5) “4 Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del querubín al umbral de la puerta; y la casa fue llena de la nube, y el atrio se llenó del resplandor de la gloria de Jehová. 5 Y el estruendo de las alas de los querubines se oía hasta el atrio de afuera, como la voz del Dios Omnipotente cuando habla.”

8. Remeiel,
(Mateo 28:2, 5) “2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella.
5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.”

(Marcos 16:5) “5 Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron.”