Archivo de la categoría: Capitulo 21

El Libro de Enoc. Capitulo 21

CAPITULO 21

1. Después volví hasta donde todo era caótico;

2. y allá vi algo horrible: no vi ni cielo en lo alto ni tierra firme fundamentada, sino un sitio informe y terrible.

3. Vi allí cuatro estrellas del cielo encadenadas que parecían grandes montañas ardiendo como fuego.

4. Entonces pregunté: “¿Por qué pecado están encadenadas y por qué motivo han sido arrojadas acá?”.

5. Uriel el Vigilante y el Santo que estaba conmigo y me guiaba, me dijo:
“Enoc ¿por qué preguntas y te inquietas por la verdad?

6. Esta cantidad de estrellas de los cielos son las que han transgredido el mandamiento del Señor y han sido encadenadas aquí hasta que pasen diez mil años, el tiempo impuesto según sus pecados.

7. Desde allí pasé a otro lugar más terrible que el anterior y vi algo horrible: había allá un gran fuego ardiendo y flameando y el lugar tenía grietas hasta el abismo, llenas de columnas descendentes de fuego, pero no pude ver ni sus dimensiones ni su magnitud ni haría conjeturas.
(Mateo 3:11-12), (Mateo 25:41), (Mateo 5:22), (Marcos 9:43-48), (Santiago 3:6), (Mateo 23:15, 33), (2 Pedro 2:4), (Apocalipsis 19:20), (Apocalipsis 20:10), (Apocalipsis 14:9-11), (Apocalipsis 21:8), (Apocalipsis 20:14-15)

8. Entonces dije: “¡Qué espantoso y terrible es mirar este lugar!”.

9. Contestándome, Uriel el Vigilante y el Santo, que estaba conmigo me dijo:
“Enoc ¿por qué estás tan atemorizado y espantado?”.
Le respondí: “Es por este lugar terrible y por el espectáculo del sufrimiento”.

10. Y él me dijo: “Este sitio es la prisión de los ángeles y aquí estarán prisioneros por siempre”.
(Mateo 3:11-12), (Mateo 25:41), (Mateo 5:22), (Marcos 9:43-48), (Santiago 3:6), (Mateo 23:15, 33), (2 Pedro 2:4), (Apocalipsis 19:20), (Apocalipsis 20:10), (Apocalipsis 14:9-11), (Apocalipsis 21:8), (Apocalipsis 20:14-15)

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

7, 10.
(Mateo 3:11-12) “11 Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.”

(Mateo 25:41) “41 Entonces dirá también a los de la izquierda:
Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”

(Mateo 5:22) “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.”

(Marcos 9:43-48) “43 Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir
al infierno, al fuego que no puede ser apagado, 44 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
45 Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado, 46 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
47 Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado
al infierno, 48 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.”

(Santiago 3:6) “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.”

(Mateo 23:15, 33)
“15 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.
33 !!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”

(2 Pedro 2:4) “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;”

(Apocalipsis 19:20) “Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen.
Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.”

(Apocalipsis 20:10) “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.”

(Apocalipsis 14:9-11) “9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz:
Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,
10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;
11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre.”

(Apocalipsis 21:8) “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

(Apocalipsis 20:14-15) “14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego.
Esta es la muerte segunda.
15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”

Anuncios