Archivo de la categoría: Capitulo 39

El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 39

Libro de las Parábolas.

CAPITULO 39

1. Y ocurrirá en esos días que los hijos de los elegidos y santos descenderán de lo alto del cielo y su linaje llegará a ser uno con el de los hijos de los hombres.

2. Enoc recibió los libros del celo y la ira y los libros de la angustia y el destierro: “Nunca más obtendrán misericordia”, dijo el Señor de los espíritus.

3. Y las nubes me cubrieron, y el viento me levantó de la superficie de la tierra y me dejó en el límite de los cielos.

4. Allí tuve otra visión: vi el lugar donde habitan los santos y el lugar de descanso de los justos.

5. Ahí contemplé con mis ojos las moradas en medio de los ángeles de justicia y sus lugares de descanso entre los santos.
Mientras suplican y oran por los hijos de los hombres, la justicia brota entre ellos como el agua y la misericordia se esparce sobre ellos como el sobre el rocío sobre la tierra, por los siglos de los siglos.

6. En ese lugar con mis ojos vi al Elegido de Justicia y de Fe;
la justicia prevalecerá en sus días
y los justos y los elegidos serán innumerables ante él por los siglos de los siglos.
(Malaquías 4:2), (Isaías 51:4-5), (Isaías 61:11), (Isaías 42:1, 3-4, 6), (Mateo 12:18-21), (Isaías 45:13), (Isaías 9:7), (Isaías 16:5), (Isaías 32:1), (Zacarías 3:8), (Zacarías 6:12) (Jeremías 23:5-6), (Jeremías 33:15-16), (Salmos 85:11, 13), (Salmos 40:8-10) (Salmos 72:1-2), (Salmos 45:1-7), (Hebreos 1:8-9), (Isaías 45:13), (Zacarías 6:12-14)
(Salmos 72:7), (Isaías 11:5), (Isaías 59:17)
(Miqueas 2:12-13), (Isaías 49:14-19), (Apocalipsis 7:9), (Apocalipsis 21:24), (Daniel 12:10)

7. Vi su morada bajo las alas del Señor de los espíritus;
todos los justos y los elegidos brillarán frente a él como el resplandor del fuego; su boca estará llena de bendición; sus labios glorificarán el nombre del Señor de los espíritus; y la justicia y la verdad no fallarán ante él.
(Salmos 91:1), (Salmos 86:12)

8. Yo deseaba vivir allí y mi espíritu anhelaba esa morada: esa era desde antes mi herencia, tal y como había sido establecida para mí ante el Señor de los espíritus.
(Jeremías 50:19), (Jeremías 23:3)

9. En esos días alabé y ensalcé el nombre del Señor de los espíritus con bendiciones y alabanzas porque Él me ha destinado para la bendición y la gloria de acuerdo con el buen parecer del Señor de los espíritus.

10. Por mucho tiempo mis ojos observaron ese lugar y lo bendije a Él y lo alabé diciendo: “Bendito es Él y bendito sea desde el principio y para siempre”.

11. Ante Él no hay renuncia; Él sabe desde antes de que el mundo fuera creado qué es para siempre y qué será de generación en generación.

12. Aquellos que no duermen te bendicen;
ellos están ante tu Gloria y bendicen, alaban y ensalzan diciendo: “Santo, Santo, santo es el Señor de los espíritus, Él llena la tierra con espíritus”.
(Isaías 6), (Apocalipsis 4:8)

13. Mis ojos vieron allá a todos aquellos que no duermen, bendiciendo y diciendo: “Bendito seas tú y bendito sea el nombre del Señor de los espíritus por los siglos de los siglos”.

14. Mi rostro fue cambiado y no podía sostener la mirada.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

6.
En ese lugar con mis ojos vi al Elegido de Justicia y de Fe;

(Malaquías 4:2) “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia,
y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.”

(Isaías 51:4-5) “4 Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía;
porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.
5 Cercana está mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; a mí me esperan los de la costa, y en mi brazo ponen su esperanza.”

(Isaías 61:11) “Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla,
así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones.”

(Isaías 42:1, 3-4, 6) El Siervo de Jehová
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare;
por medio de la verdad traerá justicia.
4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia;
y las costas esperarán su ley.
6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,”

(Mateo 12:18-20) “18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.
19 No contenderá, ni voceará, Ni nadie oirá en las calles su voz.
20 La caña cascada no quebrará, Y el pábilo que humea no apagará, Hasta que saque a victoria el juicio.”

(Isaías 45:13) “Yo lo desperté en justicia, y enderezaré todos sus caminos;
él edificará mi ciudad, y soltará mis cautivos, no por precio ni por dones, dice Jehová de los ejércitos.”

(Isaías 9:7) “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite,
sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.”

(Isaías 16:5) “Y se dispondrá el trono en misericordia; y sobre él se sentará firmemente,
en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia.”

(Isaías 32:1) [ El Rey justo ]
“1 He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio.”

(Zacarías 3:8) “8 Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Renuevo.”

(Zacarías 6:12) “12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo:
He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo,
el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová.”

(Jeremías 23:5-6) “5 He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré
a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso,
y hará juicio y justicia en la tierra. 6 En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado;
y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.”

(Jeremías 33:15-16) “15 En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar
a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra.
16 En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura,
y se le llamará: Jehová, justicia nuestra.”

(Salmos 85:11, 13) “11 La verdad brotará de la tierra, Y la justicia mirará desde los cielos.
13 La justicia irá delante de él, Y sus pasos nos pondrá por camino.”

(Salmos 40:8-10) “8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,
Y tu ley está en medio de mi corazón.
9 He anunciado justicia en grande congregación;
He aquí, no refrené mis labios, Jehová, tú lo sabes.
10 No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; He publicado tu fidelidad y tu salvación;
No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.”

(Salmos 72:1-2) El reino de un rey justo
“1 Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey.
2 El juzgará a tu pueblo con justicia, Y a tus afligidos con juicio.”

(Salmos 45:1-7) “Rebosa mi corazón palabra buena; Dirijo al rey mi canto;
Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.
2 Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios;
Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.
3 Ciñe tu espada sobre el muslo, oh valiente, Con tu gloria y con tu majestad.
4 En tu gloria sé prosperado; Cabalga sobre palabra de verdad, de humildad y de justicia,
Y tu diestra te enseñará cosas terribles. 5 Tus saetas agudas, Con que caerán pueblos debajo de ti,
Penetrarán en el corazón de los enemigos del rey.
6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino.
7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad;
Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

(Hebreos 1:8-9) “8 Mas del Hijo dice:
Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.
9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad,
Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.”

Elegido de Justicia y de Fe: David un Renuevo de justicia reinará como Rey, El hará juicio y justicia en la tierra. Le ungió Dios el Padre Celestial con óleo de alegría que es el Espíritu Santo.
El mismo edificara la ciudad y edificará el templo de Jehová el Señor.
(Isaías 45:13) “Yo lo desperté en justicia, y enderezaré todos sus caminos;
él edificará mi ciudad, y soltará mis cautivos, no por precio ni por dones, dice Jehová de los ejércitos.”

(Zacarías 6:12-14) “12 Y le hablarás, diciendo: Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo:
He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo,
el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová.”

6.
…la justicia prevalecerá en sus días
(Salmos 72:7) “Florecerá en sus días justicia, Y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna.”

(Isaías 11:5) “Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.”

(Isaías 59:17) “Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto,”

6.
…y los justos y los elegidos serán innumerables ante él por los siglos de los siglos.
La multitud…
(Miqueas 2:12-13) “12 De cierto te juntaré todo, oh Jacob; recogeré ciertamente el resto de Israel;
lo reuniré como ovejas de Bosra, como rebaño en medio de su aprisco;
harán estruendo por la multitud de hombres.
13 Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino y pasarán la puerta, y saldrán por ella; y su rey pasará delante de ellos, y a la cabeza de ellos Jehová.”

(Isaías 49:14-19) Dios promete restaurar a Sion
“14 Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí. 15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. 16 He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros. 17 Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. 18 Alza tus ojos alrededor, y mira: todos estos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia. 19 Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta,
ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos.”

(Apocalipsis 7:9) La multitud vestida de ropas blancas.
“9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos;”

Muchedumbre, muchos…
(Apocalipsis 21:24) “24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.”

(Daniel 12:10) “10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados;
los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.“

7.
(Salmos 91:1) Morando bajo la sombra del Omnipotente
“1 El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.”

(Salmos 86:12) “Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.”

8.
(Jeremías 50:19) “Y volveré a traer a Israel a su morada, y pacerá en el Carmelo y en Basán; y en el monte de Efraín y en Galaad se saciará su alma.”

(Jeremías 23:3) “Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras adonde las eché, y las haré volver a sus moradas; y crecerán y se multiplicarán.”

12.
(Isaías 6) Visión y llamamiento de Isaías
“1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. 2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo:
Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. 4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. 5 Entonces dije: !!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.”

(Apocalipsis 4:8) “8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir:
Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.”

Anuncios