El Libro de Enoc. Capítulo 108

CAPITULO 108

1. Otro libro que escribió Enoc para su hijo Matusalén y para aquellos que vendrán después de él y guardarán la ley en los últimos días.

2. Vosotros habéis obrado bien, esperad estos días hasta que el final sea consumado para los que obran mal y hasta que sea consumido el poder de los pecadores.
(Salmos 75:10)

3. Esperad porque verdaderamente el pecado pasará y el nombre de los pecadores será borrado del libro de la vida y del libro de los santos;
y su semilla será destruida para siempre, sus espíritus serán muertos, se lamentarán en un desierto caótico y arderán en el fuego porque allí no habrá tierra.
(Isaías 24:20), (Amós 9:8), (Proverbios 11:21)
(Isaías 14:20), (Salmos 69:27-28), (Éxodo 32:32-34), (Apocalipsis 13:8), (Apocalipsis 17:8)
(Salmos 21:10-12), (Salmos 37:28), (Jeremías 31:37), (Jeremías 33:26), (Isaías 14:21)
(Salmos 104:35), (Salmos 37:34), (Proverbios 11:3), (Proverbios 5:22), (Proverbios 11:6), (Isaías 1:28), (Isaías 30:12-14), (Apocalipsis 21:8)
(Isaías 34:1-17), (Isaías 13:21), (Jeremías 17:5-6), (Jeremías 25:11-13), (Jeremías 50:39-40), (Apocalipsis 18:2), (Joel 2:2-3), (Salmos 21:8-9), (Apocalipsis 20:15), (Job 15:34), (Job 18:5), (Salmos 68:2), (Salmos 106:18), (Ezequiel 38:22), (2 Pedro 3:7), (Eclesiástico 7:16-17), (Hebreos 10:26-27)

4. Observé allí una nube que no se veía bien porque a causa de su profundidad no podía mirar por encima; vi una llama de fuego ardiendo resplandecer y como montañas brillantes que daban vueltas y se arrastraban de un lado para otro.

5. Le pregunté a uno de los ángeles santos, que iba conmigo, y le dije: “¿Qué es se objeto brillante?”
Porque no es el cielo sino solamente una llama brillante que arde y un estruendo de gritos, llantos, lamentos y gran sufrimiento.

6. Me dijo:
“A este lugar que ves allí son arrojadas las almas de los pecadores, de los impíos, de los que obran mal y de todos aquellos que alteren lo que el Señor ha dicho por boca de los profetas, lo que será.
(Judas 1:5), (Números 14:29-30), (Números 16:30-33), (Salmos 9:17), (Salmos 55:15), (Zacarías 1:3-6), (Zacarías 7:11-12), (2 Crónicas 36:16), (Isaías 28:14-15)

7. Porque algunas de estas cosas están escritas en libros y otras grabadas en lo alto del cielo
para que los ángeles y los santos las lean y sepan lo que ocurrirá
a los pecadores,
a los espíritus humildes, a quienes han afligido sus cuerpos y han sido recompensados por Dios y a quienes han sido ultrajados por los malvados;
(Éxodo 32:33), (Daniel 10:21), (Filipenses 4:3), (Apocalipsis 13:8), (Daniel 7:10), (Apocalipsis 20:12), (Proverbios 11:31)

8. a quienes han amado a Dios y no han amado el oro ni la plata ni ninguna de las riquezas de este mundo y sus cuerpos han sido torturados;
(Mateo 6:24), (Lucas 16:13)

9. a quienes después de existir no han deseado alimento terrestre, son mirados como una brisa que pasa y viven de acuerdo con ello
y el Señor ha probado sus almas y las ha encontrado puras para bendecir su nombre.
(Mateo 6:25), (Lucas 12:22), (1 Pedro 2:2)
(Apocalipsis de Esdras Capitulo V:1-9, 14-16), (Apocalipsis de Esdras Capitulo XVI:68- 76), (Eclesiástico 2:1-6), (Eclesiástico 4:17-19), (Sabiduría 3:5-6), (Salmos 17:3), (Malaquías 3:2-3), (Zacarías 13:7-9), (Job 23:10), (Salmos 66:10-12), (Salmos 7:9), (Proverbios 17:3), (Salmos 11:5), (1 Tesalonicenses 2:4), (Jeremías 20:12), (1 Pedro 1:6-7), (1 Pedro 4:12-14)

10. He expuesto en los libros toda su bendición: Él les ha recompensado pues ha sido hallado
que aman más al cielo que al solo de este mundo y mientras eran pisoteadas por los malvados y oían las ofensas y maldiciones y eran ultrajadas, ellas me bendecían.
(Hebreos 11:24-27), (Hebreos 11:36-40)

11. Ahora apelaré a los espíritus de los buenos entre las generaciones de luz y transformaré a quienes han nacido en tinieblas y no han recibido en su cuerpo honor y gloria ni recompensa como convenía a su fe.

12. Exhibiré en una luz resplandeciente a quienes han amado mi nombre santo y los haré sentar en un trono.
(Zacarías 9:16), (Salmos 89:15-17), (Salmos 91:14), (Juan 17:26)
(Salmos 122:1-7), (Jeremías 17:25), (Job 36:7), (Apocalipsis 3:21)

13. Brillarán por tiempos innumerables, pues el juicio de Dios es justo
y Él restaurará la fidelidad de los fieles en la morada de los caminos de la verdad.
(Jueces 5:31), (Sabiduría 3:7-8), (Apocalipsis 16:7), (Eclesiástico 1:26-27)

14. Ellos verán arrojar en las tinieblas a quienes han vivido en las tinieblas, mientras que los justos brillarán.
(Salmos 91:8), (Proverbios 29:16), (Apocalipsis 14:9-10)

15. Los pecadores gritaran fuerte y los verán brillar a ellos, que verdaderamente saldrán los días y tiempos que están prescritos para ellos.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

2.
(Salmos 75:10) “Quebrantaré todo el poderío de los pecadores, Pero el poder del justo será exaltado.”

3.
Esperad porque verdaderamente el pecado pasará

(Isaías 24:20)
“Temblará la tierra como un ebrio, y será removida como una choza; y se agravará sobre ella su pecado, y caerá, y nunca más se levantará.”

(Amós 9:8)
“He aquí los ojos de Jehová el Señor están contra el reino pecador, y yo lo asolaré de la faz de la tierra;
mas no destruiré del todo la casa de Jacob, dice Jehová.”

(Proverbios 11:21)
“Tarde o temprano, el malo será castigado; Mas la descendencia de los justos será librada.”

3.
y el nombre de los pecadores será borrado del libro de la vida y del libro de los santos;

(Isaías 14:20)
“No serás contado con ellos en la sepultura; porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo.
No será nombrada para siempre la descendencia de los malignos.”

(Salmos 69:27-28)
“27 Pon maldad sobre su maldad,
Y no entren en tu justicia.
28 Sean raídos del libro de los vivientes,
Y no sean escritos entre los justos.”

(Éxodo 32:32-34)
“32 que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito.
33 Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro.”

(Apocalipsis 13:8)
“8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

(Apocalipsis 17:8)
“8 La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición;
y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.”

3.
y su semilla será destruida para siempre,

(Salmos 21:10-12)
“10 Su fruto destruirás de la tierra,
Y su descendencia de entre los hijos de los hombres.
11 Porque intentaron el mal contra ti;
Fraguaron maquinaciones, mas no prevalecerán,
12 Pues tú los pondrás en fuga;
En tus cuerdas dispondrás saetas contra sus rostros.”

(Salmos 37:28)
“Porque Jehová ama la rectitud, Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados;
Mas la descendencia de los impíos será destruida.”

(Jeremías 31:37)
“Así ha dicho Jehová: Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra,
también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová.”

(Jeremías 33:26)
“también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia.”

(Isaías 14:21)
“21 Preparad sus hijos para el matadero, por la maldad de sus padres; no se levanten, ni posean la tierra, ni llenen de ciudades la faz del mundo.”

3.
sus espíritus serán muertos,

(Salmos 104:35)
“Sean consumidos de la tierra los pecadores, Y los impíos dejen de ser. Bendice, alma mía, a Jehová.”

(Salmos 37:34)
“Espera en Jehová, y guarda su camino, Y él te exaltará para heredar la tierra; Cuando sean destruidos los pecadores, lo verás.”

(Proverbios 11:3)
“La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos.”

(Proverbios 5:22)
“Prenderán al impío sus propias iniquidades, Y retenido será con las cuerdas de su pecado.”

(Proverbios 11:6)
“La justicia de los rectos los librará; Mas los pecadores serán atrapados en su pecado.”

(Isaías 1:28)
“Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos.”

(Isaías 30:12-14)
“12 Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra, y confiasteis en violencia y en iniquidad, y en ello os habéis apoyado;
13 por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente.
14 Y se quebrará como se quiebra un vaso de alfarero, que sin misericordia lo hacen pedazos; tanto, que entre los pedazos no se halla tiesto para traer fuego del hogar, o para sacar agua del pozo.”

(Apocalipsis 21:8)
“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

3.
se lamentarán en un desierto caótico y arderán en el fuego porque allí no habrá tierra.

(Isaías 34:1-17) La ira de Jehová contra las naciones
“1 Acercaos, naciones, juntaos para oír; y vosotros, pueblos, escuchad. Oiga la tierra y cuanto hay en ella, el mundo y todo lo que produce. 2 Porque Jehová está airado contra todas las naciones, e indignado contra todo el ejército de ellas; las destruirá y las entregará al matadero.
8 Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sion.
9 Y sus arroyos se convertirán en brea, y su polvo en azufre, y su tierra en brea ardiente.
10 No se apagará de noche ni de día, perpetuamente subirá su humo;
de generación en generación será asolada, nunca jamás pasará nadie por ella.
11 Se adueñarán de ella el pelícano y el erizo, la lechuza y el cuervo morarán en ella; y se extenderá sobre ella cordel de destrucción, y niveles de asolamiento.
12 Llamarán a sus príncipes, príncipes sin reino; y todos sus grandes serán nada.
13 En sus alcázares crecerán espinos, y ortigas y cardos en sus fortalezas; y serán morada de chacales, y patio para los pollos de los avestruces.
14 Las fieras del desierto se encontrarán con las hienas, y la cabra salvaje gritará a su compañero; la lechuza también tendrá allí morada, y hallará para sí reposo.
15 Allí anidará el búho, pondrá sus huevos, y sacará sus pollos, y los juntará debajo de sus alas; también se juntarán allí buitres, cada uno con su compañera.
16 Inquirid en el libro de Jehová, y leed si faltó alguno de ellos; ninguno faltó con su compañera; porque su boca mandó, y los reunió su mismo Espíritu. 17 Y él les echó suertes, y su mano les repartió con cordel; para siempre la tendrán por heredad; de generación en generación morarán allí.”

(Isaías 13:21) “21 sino que dormirán allí las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones; allí habitarán avestruces, y allí saltarán las cabras salvajes.”

(Jeremías 17:5-6) “5 Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. 6 Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.”

(Jeremías 25:11-13)
“11 Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto;
y servirán estas naciones al rey de Babilonia setenta años.
12 Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desiertos para siempre.
13 Y traeré sobre aquella tierra todas mis palabras que he hablado contra ella, con todo lo que está escrito en este libro, profetizado por Jeremías contra todas las naciones.”

(Jeremías 50:39-40)
“39 Por tanto, allí morarán fieras del desierto y chacales, morarán también en ella polluelos de avestruz;
nunca más será poblada ni se habitará por generaciones y generaciones.
40 Como en la destrucción que Dios hizo de Sodoma y de Gomorra y de sus ciudades vecinas, dice Jehová, así no morará allí hombre, ni hijo de hombre la habitará.”

(Apocalipsis 18:2)
“2 Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia,
y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo,
y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.”

(Joel 2:2-3)
“2 Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones.
3 Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto del Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape.”

(Salmos 21:8-9)
“8 Alcanzará tu mano a todos tus enemigos;
Tu diestra alcanzará a los que te aborrecen.
9 Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira;
Jehová los deshará en su ira,
Y fuego los consumirá.”

(Apocalipsis 20:15) “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”

(Job 15:34)
“Porque la congregación de los impíos será asolada, Y fuego consumirá las tiendas de soborno.”

(Job 18:5)
“Ciertamente la luz de los impíos será apagada, Y no resplandecerá la centella de su fuego.”

(Salmos 68:2)
“Como es lanzado el humo, los lanzarás; Como se derrite la cera delante del fuego, Así perecerán los impíos delante de Dios.”

(Salmos 106:18)
“Y se encendió fuego en su junta; La llama quemó a los impíos.”

(Ezequiel 38:22)
“Y yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre.”

(2 Pedro 3:7)
“pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.”

(Eclesiástico 7:16-17)
“16 No te agregues a la multitud de los pecadores: recuerda que la ira del Señor no tardará.
17 Sé profundamente humilde, porque fuego y gusanos son el castigo del impío.”

(Hebreos 10:26-27) "26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,
27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios."

6.
(Judas 1:5) “Mas quiero recordaros, ya que una vez lo habéis sabido, que el Señor, habiendo salvado al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no creyeron.”

(Números 14:29-30) “29 En este desierto caerán vuestros cuerpos; todo el número de los que fueron contados de entre vosotros, de veinte años arriba, los cuales han murmurado contra mí.”

(Números 16:30-33)
“30 Mas si Jehová hiciere algo nuevo, y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas, y descendieren vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres irritaron a Jehová.
31 Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos.
32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes.
33 Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación.”

(Salmos 9:17) “Los malos serán trasladados al Seol, Todas las gentes que se olvidan de Dios.”

(Salmos 55:15)
“Que la muerte les sorprenda; Desciendan vivos al Seol, Porque hay maldades en sus moradas, en medio de ellos.”

(Zacarías 1:3-6)
“3 Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.
4 No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.
5 Vuestros padres, ¿dónde están? y los profetas, ¿han de vivir para siempre?
6 Pero mis palabras y mis ordenanzas que mandé a mis siervos los profetas, ¿no alcanzaron a vuestros padres? Por eso volvieron ellos y dijeron: Como Jehová de los ejércitos pensó tratarnos conforme a nuestros caminos, y conforme a nuestras obras, así lo hizo con nosotros.”

(Zacarías 7:11-12)
“11 Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír;
12 y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos.”

(2 Crónicas 36:16)
“16 Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio.”

(Isaías 28:14-15)
“14 Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, oíd la palabra de Jehová.
15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos;”

7.
(Éxodo 32:33) “Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro.”

(Daniel 10:21) “Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la verdad;”

(Filipenses 4:3) “Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.”

(Apocalipsis 13:8) “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

(Daniel 7:10) “Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.”

(Apocalipsis 20:12) “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos,
y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida;
y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.”

(Proverbios 11:31) “Ciertamente el justo será recompensado en la tierra; !!Cuánto más el impío y el pecador!”

8.
(Mateo 6:24) Dios y las riquezas
“24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”

(Lucas 16:13)
“13 Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”

9.
a quienes después de existir no han deseado alimento terrestre, son mirados como una brisa que pasa y viven de acuerdo con ello

(Mateo 6:25) [ El afán y la ansiedad ]
“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?”

(Lucas 12:22) [ El afán y la ansiedad ]
“Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis.”

(1 Pedro 2:2)
“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,”

9.
y el Señor ha probado sus almas y las ha encontrado puras para bendecir su nombre.

(Apocalipsis de Esdras Capitulo V:1-9, 14-16)
1. Cuando acabé de pronunciar estas palabras, el ángel que anteriormente había venido a mi encuentro, la pasada noche, fue enviado hacia mí. 2. Me dijo: Levántate, Esdras, escucha lo que he venido a decirte.
3. Habla, Señor mío, le dije.
Prosiguió: Imagínate un mar que, en un vasto lugar, es ancho y extenso; 4. Pero el pasaje de su entrada es estrecho y semejante a un río; 5. Si alguien quisiera penetrar en este mar, que mire y que encuentre si, a menos que tome este pasaje estrecho, puede llegar al lugar ancho.
6. O bien, imagínate una ciudad construida en el desierto y abundante en bienes. 7. Pero cuyo acceso es estrecho y abrupto: hay a la derecha un fuego y a la izquierda un abismo; 8. Existe un camino entre el fuego y el abismo cuyo ancho es justo el del paso de un hombre.
9. Si se da esta ciudad en herencia a un hombre,
¿cómo podrá tomar posesión de su bien si no pasa por este lugar peligroso?
14. Si vosotros, vivos, no franqueáis estas dificultades y este pecado, no podréis obtener lo que os está reservado,
15. Entonces, ¿por qué turbarte (tú que no eres más que) polvo? ¿Por qué atormentarte, mortal?
16. ¿Por qué no pensar en tu espíritu en el porvenir, y no en el presente?

(Apocalipsis de Esdras Capitulo XVI:68- 76)
68. He aquí que se ha encendido un incendio sobre vosotros; numerosas hordas de hombres raptarán a algunos de vosotros y los alimentarán con las víctimas inmoladas a sus ídolos.
69. Aquellos que acepten, serán objeto de burlas, de desprecio y de malos tratos.
70. En todas partes, en las ciudades vecinas, habrá un gran alzamiento contra aquellos que temen al Señor.
71. Furiosos, no evitarán a nadie para saquear y atormentar a aquellos que aún aman al Señor.
72. Pues les combatirán, saquearán sus víveres y los expulsarán de sus moradas.
73. Será entonces la prueba de mis elegidos, como el oro es probado con el fuego.
74. Escuchad, elegidos míos, dijo el Señor, he aquí que llegarán días de aflicción y os liberaré de ellos.
75. No temáis, no dudéis, pues Dios es vuestro guía.
76. Y vosotros que guardáis mis mandamientos y mis preceptos, dijo el Señor, que vuestros pecados no os pesen con su peso, que vuestras iniquidades no venzan.

(Eclesiástico 2:1-6) La constancia en medio de la prueba
“1 Hijo, si te decides a servir al Señor, prepara tu alma para la prueba.
2 Endereza tu corazón, sé firme, y no te inquietes en el momento de la desgracia.
3 Únete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido.
4 Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación.
5 Porque el oro se purifica en el fuego, y los que agradan a Dios, en el crisol de la humillación.
6 Confía en él, y él vendrá en tu ayuda, endereza tus caminos y espera en él.”

(Eclesiástico 4:17-19) La pedagogía y los dones de la Sabiduría
“17 Al comienzo, ella lo conducirá por un camino sinuoso, le infundirá temor y estremecimiento
y lo hará sufrir con su disciplina, hasta que tenga confianza en él y lo haya probado con sus exigencias.
18 Después, volverá a él por el camino recto, lo alegrará y le revelará sus secretos.
19 Si él se desvía, ella lo abandonará y lo dejará librado a su propia caída.”

(Sabiduría 3:5-6)
“5 Por una leve corrección, recibirán grandes beneficios,
porque Dios los puso a prueba y los encontró dignos de él.
6 Los probó como oro en el crisol y los aceptó como un holocausto.”

(Salmos 17:3) “3 Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche;
Me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste;
He resuelto que mi boca no haga transgresión.”

(Malaquías 3:2-3)
“2 ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste?
Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.
3 Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví,
los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.”

(Zacarías 13:7-9) El pastor de Jehová es herido.
“7 Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas; y haré volver mi mano contra los pequeñitos.
8 Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella.
9 Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios”.

(Job 23:10) “Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro.”

(Salmos 66:10-12)
“10 Porque tú nos probaste, oh Dios; Nos ensayaste como se afina la plata.
11 Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga.
12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia.”

(Salmos 7:9) “Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo;
Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.”

(Proverbios 17:3) “El crisol para la plata, y la hornaza para el oro;
Pero Jehová prueba los corazones”.

(Salmos 11:5) “5 Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece”.

(1 Tesalonicenses 2:4) “(…) no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.”

(Jeremías 20:12) “Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, (…)”

(1 Pedro 1:6-7) Una esperanza viva
“6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”

(1 Pedro 4:12-14) Padeciendo como cristianos.
“12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.”

10.
(Hebreos 11:24-27)
“24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,
25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado,
26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios;
porque tenía puesta la mirada en el galardón.
27 Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.”

(Hebreos 11:36-40)
“36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.
37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;
38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.
39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido;
40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.”

12.
Exhibiré en una luz resplandeciente a quienes han amado mi nombre santo

(Zacarías 9:16) “Y los salvará en aquel día Jehová su Dios como rebaño de su pueblo;
porque como piedras de diadema serán enaltecidos en su tierra.”

(Salmos 89:15-17)
“15 Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.
16 En tu nombre se alegrará todo el día, Y en tu justicia será enaltecido.
17 Porque tú eres la gloria de su potencia, Y por tu buena voluntad acrecentarás nuestro poder.”

(Salmos 91:14)
“Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.”

(Juan 17:26)
“Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.”

12.
y los haré sentar en un trono.

(Salmos 122:1-7)
“1 Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos.
2 Nuestros pies estuvieron Dentro de tus puertas, oh Jerusalén.
3 Jerusalén, que se ha edificado Como una ciudad que está bien unida entre sí.
4 Y allá subieron las tribus, las tribus de JAH, Conforme al testimonio dado a Israel,
Para alabar el nombre de Jehová.
5 Porque allá están las sillas del juicio, Los tronos de la casa de David.
6 Pedid por la paz de Jerusalén; Sean prosperados los que te aman.
7 Sea la paz dentro de tus muros, Y el descanso dentro de tus palacios.”

(Jeremías 17:25)
“entrarán por las puertas de esta ciudad, en carros y en caballos, los reyes y los príncipes que se sientan sobre el trono de David, ellos y sus príncipes, los varones de Judá y los moradores de Jerusalén; y esta ciudad será habitada para siempre.”

(Job 36:7) “No apartará de los justos sus ojos;
Antes bien con los reyes los pondrá en trono para siempre, Y serán exaltados.”

(Apocalipsis 3:21) “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono,
así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.”

13.
(Jueces 5:31) “Mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza.”

(Sabiduría 3:7-8)
“7 Por eso brillarán cuando Dios los visite, y se extenderán como chispas por los rastrojos.
8 Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos, y el Señor será su rey para siempre.”

(Apocalipsis 16:7)
“También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos.”

(Eclesiástico 1:26-27)
“26 Si deseas la sabiduría, observa los mandamientos, y el Señor te la dará abundantemente.
27 Porque el temor del Señor es sabiduría e instrucción:
a él le agradan la fidelidad y la mansedumbre.”

14.
(Salmos 91:8) “8 Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos.”

(Proverbios 29:16)
“Cuando los impíos son muchos, mucha es la transgresión; Mas los justos verán la ruina de ellos.”

(Apocalipsis 14:9-10) “9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;”

El Libro de Enoc. Capítulo 107

Fragmento del Libro de Noé.

CAPITULO 107

1. “Yo vi escrito en ellas que generación tras generación obrará el mal de este modo, y habrá maldad hasta que se levanten generaciones de justicia, la impiedad y la maldad terminen y la violencia desaparezca de la tierra y hasta que el bien venga a la tierra sobre ellos.

2. “Ahora, ve Lamec, tú hijo, y dile que este niño es, de verdad y sin mentiras, su hijo”.

3. Y cuando Matusalén hubo escuchado la palabra de su padre Enoc, que le había revelado todas las cosas secretas, él regresó y la hizo conocer y le dio a este niño el nombre de Noé, pues él debía consolar la tierra de toda la destrucción.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

3.
(Génesis 5:29) “29 y llamó su nombre Noé, diciendo: Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo.”

El Libro de Enoc. Capítulo 106

Fragmento del Libro de Noé.

CAPITULO 106

1. Pasado un tiempo tomé yo, Enoc, una mujer para Matusalén mi hijo y ella le parió un hijo a quien puso por nombre Lamec diciendo: “Ciertamente ha sido humillada la justicia hasta este día”.

Cuando llegó a la madurez tomó Matusalén para él una mujer y ella quedó embarazada de él y le dio a luz un hijo.
(Génesis 5:25, 28)

2. Cuando el niño nació su carne era más blanca que la nieve mas roja que la rosa, su pelo era blanco como la lana pura, espeso y brillante. Cuando abrió los ojos iluminó toda la casa como el sol y toda la casa estuvo resplandeciente.

3. Entonces el niño se levantó de las manos de la partera, abrió la boca y le habló al Señor de justicia.

4. El temor se apoderó de su padre Lamec y huyó y fue hasta donde su padre Matusalén.

5. Le dijo: “He puesto en el mundo un hijo diferente, no es como los hombres sino que parece un hijo de los ángeles del cielo, su naturaleza es diferente, no es como nosotros; sus ojos son como los rayos del sol y su rostro es esplendoroso.

6. Me parece que no fue engendrado por mí sino por los ángeles y temo que se realice un prodigio durante su vida.

7. Ahora, padre mío, te suplico y te imploro que vayas a lado de Enoc nuestro padre y conozcas con él la verdad, ya que su residencia está con los ángeles”.

8. Así pues cuando Matusalén hubo oído las palabras de su hijo, vino hacia mí en los confines de la tierra, porque se había enterado que yo estaba allí; gritó y oí su voz; fui a él y le dije: “Heme aquí hijo mío ¿por qué has venido hacia mí?”.

9. Me dijo: “He venido hacia ti debido a una gran inquietud y a causa de una visión a la que me he acercado.

10. Ahora escúchame padre mío, le ha nacido un hijo a mi hijo Lamec, que no se parece a él, su naturaleza no es como la naturaleza humana, su color es más blanco que la nieve y más rojo que la rosa, los cabellos de su cabeza son más blancos que la lana blanca, sus ojos son como los rayos del sol y al abrirse han iluminado toda la casa.

11. Se ha levantado de las manos de la partera, ha abierto la boca y ha bendecido al Señor del cielo.

12. “Su padre Lamec ha sido presa del temor y ha huido hacia mí, no cree que sea suyo sino de los ángeles del cielo y heme aquí que he venido hacia ti para que me des a conocer la verdad”.

13. Entonces yo Enoc, le respondí diciendo: “Ciertamente restaurará el Señor su ley sobre la tierra, según vi y te conté, hijo mío. En los días de Yared, mi padre, transgredieron la palabra del Señor.

14. He aquí que pecaron, transgredieron la ley del Señor, la cambiaron para ir con mujeres y pecar con ellas; desposaron a algunas de ellas, que dieron a luz criaturas no semejantes a los espíritus, sino carnales.
(Génesis 6:1-4)

15. Habrá por eso gran cólera y diluvio sobre la tierra y se hará gran destrucción durante un año.
(Génesis 6:17), (2 Pedro 3:6), (Lucas 17:27), (Eclesiástico 40:9-10), (Génesis 7:6-24), (Hebreos 11:7)

16. Pero ese niño que os ha nacido y sus tres hijos, serán salvados cuando mueran los que hay sobre la tierra.
(Génesis 6:9-10), (Génesis 7:1, 6-7, 13), (Génesis 9:18-19), (Génesis 9:1), (Génesis 9:7), (Génesis 10:1, 32), (Sabiduría 14:6)

17. Entonces descansará la tierra y será purificada de la gran corrupción.

18. Ahora di a Lamec: ‘él es tu hijo en verdad y sin mentiras, es tuyo este niño que ha nacido’;
que le llame Noé porque será vuestro descanso cuando descanséis en él y será vuestra salvación, porque serán salvados él y sus hijos de la corrupción de la tierra, causada por todos los pecadores y por los impíos de la tierra, que habrá en sus días.
(Génesis 5:29), (Génesis 6:8), (Eclesiástico 44:17-18)
(Génesis 6:5-7, 11-13)

19. A continuación habrá una injusticia aun mayor que esta que se habrá consumado en sus días. Pues yo conozco los misterios del Señor, que los santos me han contado y me han revelado y que leí en las tablas del cielo.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Génesis 5:25, 28)
“25 Vivió Matusalén ciento ochenta y siete años, y engendró a Lamec.
28 Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo;”

14.
(Génesis 6:1-4) La maldad de los hombres
“1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.”

15.
(Génesis 6:17)
“Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.”

(2 Pedro 3:6) “6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;”

(Lucas 17:27) “27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.”

(Eclesiástico 40:9-10)
“9 muerte, sangre, rivalidad y espada, adversidad, hambre, destrucción y flagelo.
10 Todo esto fue creado para los impíos, y a causa de ellos sobrevino el diluvio.”

(Génesis 7:6-24)
“6 Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra.
7 Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos.
8 De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, 9 de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé.
10 Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.
11 El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, 12 y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches.
13 En este mismo día entraron Noé, y Sem, Cam y Jafet hijos de Noé, la mujer de Noé, y las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca; 14 ellos, y todos los animales silvestres según sus especies, y todos los animales domesticados según sus especies, y todo reptil que se arrastra sobre la tierra según su especie, y toda ave según su especie, y todo pájaro de toda especie.
15 Vinieron, pues, con Noé al arca, de dos en dos de toda carne en que había espíritu de vida.
16 Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios;
y Jehová le cerró la puerta.
17 Y fue el diluvio cuarenta días sobre la tierra; y las aguas crecieron, y alzaron el arca, y se elevó sobre la tierra.
18 Y subieron las aguas y crecieron en gran manera sobre la tierra; y flotaba el arca sobre la superficie de las aguas. 19 Y las aguas subieron mucho sobre la tierra; y todos los montes altos que había debajo de todos los cielos, fueron cubiertos. 20 Quince codos más alto subieron las aguas, después que fueron cubiertos los montes.
21 Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganado y de bestias, y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, y todo hombre. 22 Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió. 23 Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca.
24 Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días.”

(Hebreos 11:7) “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase;
y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.”

16.
(Génesis 6:9-10) “9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé. 10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.”

(Génesis 7:1, 6-7, 13) El diluvio
“1 Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.
6 Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra.
7 Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos.
13 En este mismo día entraron Noé, y Sem, Cam y Jafet hijos de Noé, la mujer de Noé, y las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca;”

(Génesis 9:18-19) “18 Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam es el padre de Canaán.
19 Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra.”

(Génesis 9:1) [ Pacto de Dios con Noé ]
“Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.”

(Génesis 9:7) “Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en ella.”

(Génesis 10:1, 32) Los descendientes de los hijos de Noé
“1 Estas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, a quienes nacieron hijos después del diluvio.
32 Estas son las familias de los hijos de Noé por sus descendencias, en sus naciones;
y de éstos se esparcieron las naciones en la tierra después del diluvio.”

(Sabiduría 14:6)
“6 Así, en el principio, mientras perecían los gigantes orgullosos,
la esperanza del mundo se refugió en una frágil embarcación,
que, dirigida por tu mano, dejó al futuro el germen de nuevas generaciones.”

18.
"Ahora di a Lamec: 'él es tu hijo en verdad y sin mentiras, es tuyo este niño que ha nacido';
que le llame Noé porque será vuestro descanso cuando descanséis en él y será vuestra salvación,

(Génesis 5:29) “29 y llamó su nombre Noé, diciendo: Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo.”

(Génesis 6:8) “8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.”

(Eclesiástico 44:17-18) Noé
“17 Noé fue hallado perfectamente justo, en el tiempo de la ira sirvió de renovación: gracias a él, quedó un resto en la tierra, cuando se desencadenó el diluvio.
18 Alianzas eternas fueron selladas con él, para que nunca más un diluvio destruyera a los vivientes.”

18.
porque serán salvados él y sus hijos de
la corrupción de la tierra, causada por todos los pecadores y por los impíos de la tierra, que habrá en sus días.

(Génesis 6:5-7, 11-13) “5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.
7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.
11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.
12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida;
porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.
13 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.